jueves, 3 de marzo de 2016

Nunca ir hacia atrás



Lo que más me gusta de este país, es que seamos, fundamentalmente, unos 'cachondos', en el sentido de, burlones, divertidos, bromistas, etcétera.

Los guionistas de series, películas y cortos, están encantados porque tienen varios hilos para desenredar tramas, casi de todos los gustos.

El problema. a mi entender, está en qué hilo escoger para que el final de la comedia sea un éxito.

No deben, no obstante, tirar mucho de los hilos, pues puede que lleguen a romperse y entonces ¡zas! se acaba la serie y quizá, seguramente, habrá que volver a tirar de otro hilo, pero es posible que ya no sea tan apasionante como con el primero.

Existen personas que se empeñan en tirar siempre del mismo hilo y suelen encontrarse por el camino con algún sujeto que les espeta "si tiro de la manta, os vais a enterar", es como aquello que decían en otros tiempos: "usted no sabe con quién está hablando".

Los tiempos, esa variable que siempre está, pasa lo que pasa, nunca son los mismos y, ahora, estamos en otros tiempos y con otras mentes pensantes.

Hemos aprendido mucho durante estos últimos años, y eso lo saben perfectamente todos los que tienen poder, sea del tipo de poder que sea.

La valentía que hay que tener para saber que lo que nos está ocurriendo ahora, es ya en sí mismo un cambio, y hay que poner toda nuestra inteligencia y sentido común para comprender que no podemos nunca ir hacia atrás.


2 comentarios:

  1. Una vez más, amigo Javier, has hecho incapie en el cambio que ya ha empezado, nunca mejor dicho, para recordar al querido amigo José Luis Sampedro que, supo anticiparse y pronosticar que estábamos inmersos en un profundo cambio. Tenía toda la razón.

    Dices muy bien que el cambio tiene que ser para avanzar, nunca tiene que ser para retroceder; por desgracia hoy en nuestro país estamos como anclados en el tiempo sin poder avanzar (recuerdo aquello de los hombres "buenos y malos")y, no tengo más remedio que decir: mientras haya hombres malos en nuestras instituciones del poder, retrocedemos sin remedio.

    Amigo Javier, no entiendo al líder de PODEMOS. ¿Qué se propone, abocarnos a unas nuevas elecciones? ¿Dónde queda la pasión y las ganas tantas veces expresasda, de ponerse a trabajar cuánto antes para aliviar a los desahuciados, los parados, el hambre y la pobreza? No reconozco a éste, ahora diputado, cuando en la plaza el 15M, era él quién decía a los entonces gobernantes: "no nos representas". ¡Triste, muy triste y desesperanzador!

    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar