martes, 3 de mayo de 2016

Yo creo



Me está dando un ataque de nervios, yo no lo sabía, pero me he dado cuenta que he recolocado veinte veces el móvil en su sitio, la libreta en donde apunto cosas que luego las deslizo por este blog; también esa libreta la he recolocado veinte, no, cien veces en donde me gusta dejarla, antes de introducirla en mi bolsa, la de plástico y la de imitación a piel; no sé por qué digo esto.

Pero sí de lo que estoy medianamente seguro es que yo creo, que estoy en pleno ataque de nervios.

Alguien me sopla al oído que estoy mayor y yo le respondo con nervio global encendido que no es verdad. Miento, es la pura realidad, estoy nervioso, muy nervioso.

Constato que muchos ciudadanos están haciendo (mejor dicho, presentando) la declaración de la renta del ejercicio 2015, y leo en un medio de comunicación que Hacienda ha devuelto a algunos contribuyentes lo que graciosamente dejó en las arcas del estado en demasía. Hacienda ha 'devuelto' unos 512 millones de euros.

Aquí, entenderéis que mi ataque de nervios está en modo exasperado a punto de hacer un 'big bang' en mi maltrecho cuerpo. Os cuento, me asalta una gran duda.

En esos 512 millones de euros devueltos, ¿no estarán algunos millones que hayan solicitado algunas personas que les da por robarnos, vía paraísos fiscales? ¿Serán capaces de hacerlo?

Esa es mi gran duda. Todavía nadie nadie ha dado con la diana con el sistema tributario justo.

Lo entiendo, a mi pesar, el ser humano, en general, se niega a pagar impuestos y algunos se vanaglorian de eludir al fisco lo que los demás no podemos eludir.

En resumen, los que financiamos a estos ladrones, ni siquiera nos lo agradecen, seguramente nos ven como unos pardillos.

Mis nervios están a punto de estallar como si fuera una 'mascletá' valenciana y nadie se va a dar cuenta que es mi mascletá de mis nervios.

Yo creo, que nos debemos tomar muy en serio esto de los nervios, sobre todo cuando no nos devuelve nada Hacienda. Yo creo.

2 comentarios:

  1. Es bastante normal amigo Javier, que mucha gente esté cabreada, y nerviosa al ver la cantidad de "chorizos" que encima les sale la declaración a devolver; creo, como tú dices que muchos se van de rositas por muchas razones: la primera, porque tenemos unos gobernantes que no hacen nada para acabar con los corruptos, y la segunda, porque la corrupción esta metida de lleno en nuestros gobernantes.

    Es imposible solucionar esta lacra, desde dentro del mismo poder hoy por hoy.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Revolución es lo que hay que hacer, a ver si se puede solucionar. A este país, le gusta que le den bien dado. No aprenden.
    Un abrazo

    ResponderEliminar