sábado, 26 de octubre de 2013

Desempleo

Es nuestro particular azote, el que nos golpea  sin compasión. Lógicamente la noticia de que la tasa de paro baja y alcanza un 25,98%, es cuando menos muy llamativa, tratándose del paro que nos azota desde hace demasiado tiempo, de pronto, pues como que te alegras, como no.

Pero leyendo más pausadamente y estudias los datos, esa ristra de números y lugares, empiezas a desinflarte de esa primera alegría.

Y no digamos si hablamos del paro en la juventud en los que campa a sus anchas este desempleo que supone un drama en muchas familias. La juventud, que en general está bien formada y que no encuentra un trabajo digno. 

Aunque tengamos una Carta Magna que vela por nuestros derechos y obligaciones, resulta que no veo en ningún lado de la misma que aparezca la palabra dignidad, digno, o cualquier otra que haga referencia a un trabajo digno. Y cuando digo digno, es exactamente lo contrario de encontrar un trabajo temporal, sin una remuneración adecuada, seguramente empujado a contratar para aliviar así las tremendas cifras registradas en la evolución del mercado laboral.

Escudriñando en los datos vemos claramente que en el sector Servicios es en donde aumenta el empleo y que por desgracia no son empleos duraderos, pues el turismo se basa en oleadas en distintas épocas.

Poco a poco, según voy estudiando estos datos, veo que también la caída del desempleo se debe a un factor de cansancio, no cansancio por trabajar, sino al contrario, cansancio por desánimo laboral, por 'tirar la toalla' y dejar de apuntarse a la interminable lista de angustia por encontrar un empleo.

Otra trampa más de las dichosas cifras, otro dato más que se interpreta de la 'bajada' del desempleo es que también la población activa ha descendido por la marcha de la población extranjera.

Cuando empecé este escrito, lo hacía con una cierta alegría por la bajada al 25,98% de la tasa de paro, pero por desgracia termino el mismo muy apenado, pues sigue la marcha imparable del desempleo.

2 comentarios:

  1. Amigo Javier:
    Este Gobierno pronto ha echado las campanas al vuelo; lo que tú dices: "entre los que se van al extranjero, por no encontrar un empleo digno, y los que abandonan las filas del desempleo por aburrimiento y cansancio, de no haber encontrado durante 5 años un trabajo. ¡¡ Lo que verdaderamente importa y es el dato relevante, del incremento de los afiliados a la Seguridad Social!!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Vicente, nos engañan, pero no les creemos.A los mentirosos siempre se les pilla.
    Un abrazo

    ResponderEliminar