domingo, 6 de octubre de 2013

Pasen, disfruten del mundo

No necesita pie de foto
Cualquier persona, en principio, es persona, no por por su 'color', sino por ser persona, su humanidad rebosa de caracteres específicos, es un ser como cualquiera, es más, algunas personas que llamamos de color, son mucho mejores que las del color opuesto, para entendernos: color blanco.

¿Por qué existe esa tramposa deducción por no ser 'blanca', no es persona de fiar, es persona de 'segunda', no de primera?

Pasen, disfruten del mundo, es un mundo multicolor.

¿Podemos ser tan estúpidos que nos creamos ser superiores a los que no son de nuestro color?

¿Os habéis parado a pensar, qué es lo que nos diferencia de esas personas de color? No es que me haya parado a pensar, es que sé lo que piensan,  los que he preguntado, porque siempre he sentido la curiosidad de ponerme en su lugar. 

Siempre he sentido curiosidad ponerme en el otro lado, sintiendo las miradas de los otros.

He aprendido y sigo aprendiendo de la vida; y por supuesto sigo buscando la verdad de la cosas: ¿por qué somos, de una forma y no de otra?

Afortunadamente existen personas (dejando a un lado el color de su piel) que nos dan cien mil vueltas a nuestra manera de comportarnos.

Conozco gente de color que tuvo que huir de su país por ser perseguidos por el dictador de turno. Solo por pensar distinto al otro,  (por cierto, con el mismo color de su piel)

Me han relatado, con un nudo en la garganta lo que han pasado en sus países de origen. Tremendo, a veces se te encoge el corazón y también te llega el nudo a la garganta y te hace saltar alguna lágrima.

Todo esto que os estoy relatando, se me antoja algo que no casa con el aprendizaje de la vida y con la búsqueda de la verdad de la misma.

¿Qué estamos haciendo deambulando por los pasillos de los entresijos de los acontecimientos?

La muerte de más de 200 desplazados de sus países, en pleno mar Mediterráneo, el mismo que con su canción nos hace vibrar Joan Manuel Serrat cuando tatareamos su letra y música

¿Qué está pasando en el mundo? Pasen, disfruten de lo que está ocurriendo. 

Ganen mucho dinero, disfruten de ello mientras personas, si personas como tu y 
como yo (aunque distinto color) quieren vivir ellos y sus familias dignamente.

Pasen y disfruten de la pasividad de tres barcos que cerca de ellos, pasaron y no los hicieron caso alguno; no se inmutaron de las llamadas de auxilio.

Dicen que al menos 150 personas pudieron ser rescatados con vida por pesqueros y patrullas costeras. Algo me deja desarmado en todo este asunto.

Cuando todavía los pescadores y voluntarios de Lampedusa (Italia), recogían cadáveres de inmigrantes del agua, el partido xenófobo de la Liga Norte que gobierna en Lombardía, (su actual presidente fue ministro del Interior con el poderoso Silvio Berlusconi), le faltó tiempo para culpar de la tragedia a la actual ministra de Interior Cécile Kyenge (nacida en la República Democrática del Congo) Precisamente algunos paisanos han encontrado la muerte en estas aguas.

Estos impresentables políticos pertenecientes a la Liga Norte, culpan, si, culpan, de este tipo de tragedias a la actual ministra del Interior ya que dicen, "hicieron mensajes hipócritas de acogida, cuyos resultados son dramáticos".

Sólo puedo añadir que los socorristas, los médicos y el capitán de la Guardia de Fianzas, coincidieron por separado en decir: "Niños, había tantos niños..." Tremendo.

¿Dormirán tranquilos estos impresentables de la Liga Norte y compañía?
Estoy empezando a pensar que ser aprendiz de la vida, buscando la verdad, es bastante duro, muy duro.


8 comentarios:

  1. Duro, muy duro.....

    ¿Pero que sentido tendria no ser aprendiz de la vida?

    Leyendote se me encoge el alma.

    Ayer a mi derecha una alemana, a mi izquierda una inglesa, frente a mi una venezolana, detras un Nicaraguense, fuera un grupo de niñas marroquies, tocando la guitarra un Senegales y soy incapaz de ver mas diferencias que el acento caracteristico de cada uno, enriquecedor por otra parte.

    Por muy duro que sea, prefiero sentirme HUMANA que imitar a los zombis sin alma que estan poblando este mundo convirtiendolo en cruel.

    Y sinceramente la liga norte sera impresentable, pero no mucho mas que todo aquel que mira esta noticia impasible sin sentir esta angustia que tu, yo y otros muchos sentimos. Eran personas, eran humanos, eran mis hermanos...

    No cambies, no cambiemos, mejor este sufrimiento que convertirnos en zombis.

    Te quiero

    ResponderEliminar
  2. Gracias Frana, por comprender mi dolor.
    Yo también os quiero, y lo sabes.
    Seguiremos adelante por toda la buena gente

    ResponderEliminar
  3. Amigo Javier:
    Hay individuos xenófobos, que se creen superiores a los de otra raza y no entienden que el planeta en el que vivimos es de todos. ¡Todo el mundo tiene derecho a una vida digna y a ser respetado!.
    La tragedia en Lampedusa (Italia), en las puertas de Europa, no debería de haber pasado; estamos viendo durante años, como hay gente desesperada que huye de sus países en busca de una vida mejor; Europa tiene un problema con el fenómeno de la inmigración desesperada, huyen del infierno sin miedo a perecer por el camino, como hemos visto; los países europeos deberían de tener una cooperación más estrecha con esos países afectados por el hambre y la extrema pobreza y tratar de dar solución a este grave problema, ¡¡también es nuestro problema!!.
    ¡¡ Sí, al derecho a una vida digna!!. ¡¡ No, a la marginación!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Así es amigo Vicente. Ya lo digo en mi escrito ¿todo esto es humano?. Por el hecho de haber nacido en otros lugares, culturas y formas de entender la vida, no debía de impedir que todo el mundo pudiera establecerse en donde quisiera, siempre que sea respetuoso con el país que le acoge siguiendo sus costumbres y leyes. ¿Ahora entendemos lo que pasaba en la piel de nuestros mayores cuando iban a buscar trabajo a otros países?
    Mientras los dirigentes se miren su ombligo no solucionaremos nada.
    ¿Humanos?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Sí, Javier, es muy duro, y te honra que te resulte duro e indignante. Para la mayoría no es más que un episodio que narran los medios, un suceso que espeluzna un poco y luego se olvida. Y es algo tremendo, horripilante e injustificable. No hay palabra para calificar a quienes permiten y propician estas atrocidades que nos estremecen
    Cada vez que llegan horribles noticias como la de Lampedusa me pregunto en qué mundo vivimos, qué clase de gentuza gobierna el mundo, y quiénes se empeñan en poner puertas al campo de un mundo que es redondo y debería poderse circular libremente por él, sin diferencias étnicas, sociales, económicas o de procedencia. Y siempre me respondo lo mismo: Quienes permiten que se produzcan estas tragedias son unos auténticos criminales.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué triste Europa! Aquí y allá vemos hechos, actuaciones deleznables y antihumanas.
    Saludos, Javier.

    ResponderEliminar