miércoles, 2 de octubre de 2013

La letra pequeña

La letra pequeña, de los contratos en general y en particular también, son textos muy importantes en nuestras vidas, puesto que si se nos escapa alguna cláusula de esas que no se ven o pasan inadvertidas, van y te hacen un roto en el bolsillo, que ni nuestras madres y abuelas expertas en remendar entuertos podrán reparar.

No me voy a referir a todos esos contratos de las famosas hipotecas de los pisos que han dado mucho que hablar y que hacer a sesudos juristas para intentar remediar lo que verdaderamente, en muchos casos han sido verdaderos atracos.

Tampoco me voy a referir a esos manuales de uso de cualquier aparato que tenemos la ¿fortuna? de comprar y no entiende ni dios por qué motivo, para encender dicho aparato, primero tenemos que buscar el texto, si han tenido la delicadeza de ponerlo en nuestro idioma materno o habitual.

No digamos ya nada sobre esas maravillosas ofertas de cualquier artilugio que hayamos decidido adquirir para cualquier tontería como es estar todo el día viendo que te han mandado miles de mensajes con los últimos chistes que recorren las llamadas redes.

Me llena de estupor cuando empiezo a leer el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el año 2014, (que dicen veremos la luz de la salida de la crisis, y por fin nos recuperemos de este maldito túnel que no se acaba nunca).

La letra pequeña, extracto de la forma siguiente:
  • La Deuda Pública, ese dinero que el Estado pide (en nombre de todos nosotros) prestado para financiarse, leo entre líneas, que el montante acabará en el 99,8% del Producto Interior Bruto (PIB)
  • Sigo leyendo la letra menuda y menuda faena que nos hacen con los ajustes de marras de estos presupuestos de la recuperación, pues la atención a la dependencia, meten una poda bestial del 46,7%, y no digamos las prestaciones sanitarias y de farmacia que le toca una bajada del 15,4%.
  • Otro capitulo que me deja como al 'rey pasmado': las pensiones. Esto si que son encajes de bolillos de mucho cuidado. Subirán un 0,25%, pero la letra pequeña me dice cosas que no se entienden muy bien que digamos. Según las cifras que se detallan el gasto para las pensiones contributivas crece un 5,4%; en cambio las no contributivas le pegan un tajo del 12,5% y las prestaciones por incapacidad temporal, otro corte del 16,3% y otro corte más del 5,7% a las de maternidad y paternidad.
  • Para no cansaros más, por último os diré que todo lo que dice en la 'letra pequeña' estos Presupuestos Generales del Estado para la 'recuperación' lo hacen pensando en el descenso del paro (por aquello de la luz del túnel que se ve ya) y  cifran que la tasa de desempleo pasará del 26,6% al 25,9%.
Como me cuesta bastante seguir mirando la letra pequeña, os diré lo siguiente:
¿me quieren decir como se consigue mayor recaudación con menos población activa? ¿Quien piensa que con los mismos puestos de trabajo se va a consumir más? ¿Saben que existen políticas de expansión?¿Recuperación, sin demanda interna?

El eslogan que dice el Gobierno que va a ser infalible para estos presupuestos de la recuperación es: "No puede haber ni cansancio ni relajación ni fatiga en la  lucha contra el déficit público"

No vuelvo a leer la letra pequeña.

6 comentarios:

  1. Mejor que no leas nada referente a lo que cuenta esa gentola -como de dice en València de la mala gente- es todo mentira. Si Raxoi, en lugar de presidente del gobierno fuese rey -eso le gustaría-, sería recordado como Mariano I el Falaz.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Javier:
    No sigas con la letra pequeña, la hacen pequeña para que no la podamos leer, y más nosotros, que somos mayores y un poco cortos de vista. Este Gobierno se ha empeñado en reducir el déficit público a base de sacrificios, ( recortes en el estado del bienestar, e impuestos); estas políticas de la derecha neomierda, nos están machacando todo lo que saben y más.
    No tenemos más remedio que, dejar que pase el tiempo y haber si sale un salvador que nos guie por el sendero de la prosperidad, acabando con esta pandilla de sinvergüenzas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, tienes razón amigo Vicente, yo ya no me leo ninguna letra pequeña, me he quedado sin vista por culpa de estos ladrones y mentirosos de esta neomierda.
      ¿Que pase la tempestad? Si, pero denunciando y movilizándonos.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. ni la letra grande maestro ayer un periodico londinense sacaba a luz lo que se gastaban en coches oficiales , que hay para todos , y guardaespaldas, y esos senadores , para que esta el senado, y luego recortan de los mas debiles como los dependientes, y las pensiones somos plebe nada mas nada mas

    ResponderEliminar
  4. Somos sus esclavos y les dejamos, que eso es lo peor, querida Jacqui.
    Un abrazo

    ResponderEliminar