jueves, 31 de octubre de 2013

Definir la izquierda

Me refiero a la izquierda política, como habréis adivinado. Digamos que existen varias izquierdas dentro de la izquierda. Tenemos la izquierda democrática, que es la que considera prioritario el progresismo y ante todo la consecución de la igualdad social de los derechos civiles. 

Pero a la izquierda democrática convive con lo que hemos dado en llamar socialdemocracia, que persigue una igualdad social, pero relacionada en el socioliberalismo, cuyo ejemplo más claro es el laborismo británico. Luego existe otra rama que la denominamos el eurocomunismo, que va dirigida más a la crítica capitalista y defiende el socialismo democrático como sistema político.

La izquierda radical o revolucionaria, también llamada extrema izquierda o izquierda radical, que cuestionan abiertamente la democracia liberal y el mismo sistema capitalista. Esta clase de izquierda toman fuerza ante el avance producido por la desigualdad y gran desequilibrios, sobre todo en la última década por el sistema neoliberal, que ha ido ganando más adeptos.

La izquierda marxista-leninista, defiende la conquista del poder por el proletariado, la desaparición de las clases sociales y por supuesto la extinción de la propiedad privada.

Para no cansaros más sobre el tema, diremos que existen más variantes de izquierdas como por ejemplo el maoísmo, trotskismo, comunismo libertario, y todos los ismos que queráis.

Como nota curiosa el término izquierda política, tiene su origen, al parecer, en la Asamblea Nacional Constituyente el 11 de septiembre (esta fecha es caprichosa en sus acontecimientos en diferentes años) de 1789 de la Revolución Francesa, en la que se establecía el veto absoluto del rey a las leyes aprobadas por la futura Asamblea Nacional. Por tanto el término "izquierda" quedó acuñado a las opciones políticas que defendían el cambio social y político,mientras que el término "derecha",quedó asociado a los que se oponían a dichos cambios.

Así pues la Revolución Francesa y también la Independencia de los Estados Unidos, hicieron que los valores de igualdad y de libertad, fueran la base para dictar las leyes y redactar las nuevas constituciones.

Ahora viene mi pregunta: ¿Qué clase de izquierda quieren los Estados?

En el caso de España, poco a poco se han ido creando corrientes dentro del socialismo y que han derivado en movimientos  más o menos radicales. Podemos decir que después de la época 'franquista' se instauró en nuestro país una democracia, sustentada en la Constitución de 1978, y como todos sabemos el sistema se basa en una Monarquía Parlamentaria, donde el Jefe del Estado es el Rey Juan Carlos I.  El Parlamento está formado por una serie de diputados de diferentes partidos y al que podemos dividir en tres formas políticas los de derechas, los de izquierdas y los nacionalistas.

Vuelvo a mi pregunta anterior, pero referida a España ¿qué clase de izquierda quieren los votantes en las próximas elecciones? ¿La que representa el PSOE? ¿La que ostenta Izquierda Unida? ¿Cual es la formación que mejor iría a nuestra nación? ¿Se podría pensar en aunar esfuerzos de todas las corrientes de izquierdas, y crear un nueva fuerza de Izquierda? ¿Siguen empeñados nuestros políticos en no soltar cada uno su reino de taifas? ¿Alguna vez podrían ponerse de acuerdo en lo esencial de la izquierda, esto es la igualdad social de los derechos civiles?

Definir la izquierda.

8 comentarios:

  1. Javier, He leido con mucha atención este artículo tuyo. Punto a punto, Izquierda a Izquierda, he pensado siempre de la manera en que te expresas. ¿Llegará el día en que sea realidad esa Izquierda que defienda los derechos fundamentales del ser humano? ¿Se conseguirá aquél slogan tan hermoso de LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede parecer una utopía, pero algunas que decían que lo eran se cumplieron. Y esta ¿por qué no?
      Gracias por tu comentario, Miguel Ángel

      Eliminar
  2. La verdad es que el PSOE actual no se encuadra a mi juicio, en ninguna de las izquierdas que propones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es precisamente por eso que habrá que conseguir una izquierda real y verdadera que afronte un programa que marque el camino de la justicia social e igualdad.Gracias por tu comentario Víctor

      Eliminar
  3. Como dice mi amigo +Andres Fernandez

    Las derechas y las izquierdas existen pero no sirven para explicar la realidad política, por lo menos, de nuestro país. Son parte de una visión maniquea en la que se elige un bando y lo que no sea de ese bando es del bando opuesto.

    Son un argumento fantástico para la idea de que las ideologías han muerto. Porque ya no se explica una idología en términos filosóficos, sino en términos operativos.

    Por otro lado, es una denominación relativa, porque hay que explicar desde qué lado se utiliza el término. Para un fascista la derecha es liberal, para un liberal la derecha es nacionalsocialista.?



    Fernando Fernandez

    para 'cada' izquierda la derecha es todo el resto... lejos de ayudar a entender marea mas... prefiero referirme a la ideología de cada uno...

    Como decía Arturo Jauretche, el problema no es izquierda o derecha, es Pueblo o no Pueblo... ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo con este pensamiento:
      "Quien pretenda una felicidad y sabiduría constantes deberá acomodarse a frecuentes cambios"
      Confucio
      Esto es tenemos que cambiar, como decía el sabio José Luis Sampedro. Pero un cambio para mejorar a las personas, no para destruirnos con nuestros egoísmos y soberbia

      Eliminar
  4. La izquierda política quiere alcanzar el poder para hacer políticas de izquierda, y para ello se cambia la ideología, se privatiza el sector público, en lugar de modernizarlo para entrar en Europa, entramos en una Europa con mercado común pero nos olvidamos de los derechos sociales comunes, los sacrificamos para entrar en un sistema que sigue las directrices de la universidad de Chicago, reformamos la constitución para favorecer a la gran banca a costa de la educación y la sanidad, y lo hacemos desde la izquierda, renunciamos a la izquierda para ser de izquierdas.

    Un partido político de izquierdas debería centrarse en ser de izquierdas, ser consecuente, por dentro y por fuera. A nivel de estructura de partido y de políticas. Si te quieren votar esto es lo que hay, si no hay otros partidos, hay alternativas. No hay que perseguir los votos, hay que perseguir el ideal, y esperar a ver si la sociedad quiere ese ideal o no. Democracia se llama. Ser consecuentes se dice.

    Ahora mismo no hay alternativas ya que la máxima diferencia es la etiqueta, pero el traje es el mismo con otro color. Miedo a perder votos, sacrificio de principios, y se pierden votos.

    No hay que buscar el poder, hay que proponer una idea, y si el pueblo quiere que la elija. Los políticos tienen una actitud paternalista ante un pueblo al que ven incapacitado para decidir, y se amoldan a los caprichos de los votantes, quedándose con los fieles y desconcertando a los críticos, los que podrían hacer de éste un país mejor. España vota con las tripas, porque no hay opción para la razón.

    http://humanosono.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. No es cuestión de que la izquierda haga lo que hace la derecha, cuando llegan al poder, es que hay que hacer un sistema nuevo, que no manden las cúpulas de los partidos. Somos los ciudadanos quienes debemos mandar en nosotros mismos y para ello tenemos que articular un nuevo sistema que nada tiene que ver con las cúpulas de los partidos

    ResponderEliminar