martes, 22 de octubre de 2013

Euforia

Ahora toca. Nos invade la euforia a raudales y nos envuelve en una cápsula como la de los astronautas en sus viajes espaciales.

Nos transporta sin miramientos, ni 'peros' que valgan. Nos inundan a todas horas, sin siquiera respetar  alguna 'cabezadita' en nuestra silla o sillón preferidos, que siempre nos arropan en nuestras desdichas.

La magia de un índice de bolsa nos está golpeando continuamente en nuestro subconsciente, como si llegar a una cota de 10.000 puntos fuera el gran premio a todas nuestras angustias para llegar a fin de mes.

Debe ser que los miles de millones de euros que Hacienda no logra recaudar, están empujando a ese índice que lo denominan Ibex-35 (por aquello de que lo componen 35 empresas españolas, que por cierto son las que menos pagan a la hacienda de todos los españoles)

¿Esta es la euforia que estábamos esperando para arreglar todos nuestros desarreglos que nos han sucedido y suceden?

Ya ha pasado todo; ya vuelve la normalidad en nuestras vidas; ya tenemos trabajo para todos; ya hemos erradicado la "pobreza severa" que padecemos en nuestro país; ya en definitiva, empiezan a funcionar los ´pelotazos' de turno, las comisiones con el dibujo del famoso billete de 500 euros. Ya llegó la euforia. 

Estamos salvados sin remedio posible, para que nos demos cuenta que entraremos en otro bucle financiero, esperado como agua de mayo.

Volverán las comilonas de empresa (entre empresarios), para zanjar los negocios de muchos miles de euros que 'repartirán' a todos los ciudadanos que pueblan el suelo patrio.

Se archivarán todas las causas abiertas de los juzgados; porque por fin se habrán esclarecido todos aquellos supuestos negocios turbios de malversaciones de fondos públicos; acabarán demostrando que solo eran 'supuestos'.

Todo el mundo estará muy contento, serán muy solidarios y accederán los políticos a demostrar su capacidad innegable de que el poder lo ejerzan para el bien de todos los ciudadanos. Estamos salvados.

 Por fin; bienvenida la euforia.

6 comentarios:

  1. Esta muy bien Javier, como ya es habitual en tu persona le has dado otra puntilla a esta banda de ladrones y sinvergüenzas que hacen de España su coto privado (políticos de mierda, banqueros usureros también de mierda, medios de comunicación también sobornados de mierda y una manada de borregos que le cedemos el coto a esta jauría para que nos peguen tiros certeros). Todo ello conforma lo que tú con mucha habilidad y sentido común has denominado “neomierda”, el español al es una lengua muy precisa, pero nunca una palabra fue tan bien aplicada.

    Saludos y suerte.

    ResponderEliminar
  2. Estamos hartos de tanta tomadura de pelo. ¿Para cuando estallaremos?
    Gracias por tu comentario, Isidro

    ResponderEliminar
  3. Amigo Javier, cada vez te admiro más, tienes una manera muy particular de definir las cosas, dando el mensaje justo que corresponde, con un tono muy desenfadado y muy certero. Pero lo impresionante de tu mensaje, es que lleva implícitamente una carga explosiva para desenmascarar a toda la gentuza corrupta, que nos están vendiendo una España que no existe; esa recuperación económica, que nos dice Montoro y Rajoy, no es otra cosa que, tapar sus corruptelas y mentiras para engañar al pueblo español. Gracias, es un placer leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Vicente, eres buena gente, como yo digo y estamos rodeados de otra gente inmunda, pero no se que pasa que los jóvenes están dormidos. ¿les habremos puesto las cosas fáciles?
      Yo si fuera joven ya me habría echado a la calle.

      Eliminar
  4. En efecto Javier, esta semana ya se está desbordando la euforia, es imparable, incontenible ....[mode ironic ON] los transeúntes usuales que hace escasos meses caminaban cabizbajos, serios una veces, malhumorados otras, ahora lo hacen sonrientes e incluso cuando se cruzan con los más conocidos no se privan de comentar el pastizal que están ganando con la subida de la bolsa [mode ironic OFF]
    Muchas gracias por poner las cosas en su sitio con tus CLAMORES.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti amigo Antonio, por comprender perfectamente mis escritos, es un placer que me leas y disfrutes con ello.
      Un abrazo

      Eliminar