martes, 1 de octubre de 2013

Confiar en la recuperación

De Guindos, la Vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría y Montoro/EFE
¿En qué confiamos ahora los españoles? Ahora nos dicen que tenemos que confiar en la próxima recuperación, pero no nos lo dicen en plan programa electoral para desbancar al gobierno que esté en ese momento; no, nos lo indican nada más y nada menos que en la presentación  del Proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), así como el que no dice nada, como si tal cosa, los ministros Montoro y De Guindos y la Vicepresidenta del Gobierno de España Soraya Saénz de Santamaría (SSS).

Nos dicen que estos presupuestos para el año 2014 son para la "recuperación", y yo me pregunto ¿se refieren a la recuperación de la que nos hablaban desde que nos empezaron a inocular sacrificios desde el primer Consejo de Ministros de su mandato?

Confiar, lo que se dice confiar, me temo que será que alguna vez los funcionarios estatales dejarán de ver congelados sus salarios.

Confiar, lo que se dice confiar, será para que el colectivo de Dependencia vean restablecidas las ayudas que todo discapacitados y dependientes necesitan para que no llegue el fallecimiento así de sopetón, por no poder pagar a un cuidadora/or.

Confiar, lo que se dice confiar, supongo que serán para los miles de becarios que se verán expulsados de sus estudios por no poder pagar las desorbitadas tasas 'werterianas'.

Confiar, lo que se dice confiar, en que toda esta soberbia desplegada en una ignorancia supina de lo que es gobernar, para que un país no caiga en un abismo difícil de superar.

Confiar, lo que se dice confiar, en que no sigan sordos, ciegos y algo más estos 
gobernantes y sus aledaños y se decidan a hacer las cosas 'como Dios manda', es decir con mucho sentido común; por supuesto con la dedicación que hay que tener en la función del servicio público honrado y dedicado de lleno a resolver y decidir las políticas adecuadas para el bien común de los los administrados, que para eso fueron nombrados por el pueblo soberano.

Confiar en que lleguen a tener la mente despejada para saber lo que es servir a los ciudadanos. Confiar, es en definitiva conseguir que los sacrificios sean para todos en la proporción adecuada a  sus capacidades económicas, repartiendo las cargas de acuerdo con sus posibilidades.

Confiemos en que el pueblo soberano, se movilice para que cambien las maneras de hacer 'patria'. Confiar en la recuperación.

5 comentarios:

  1. Amigo Javier
    De estos indivíduos, no se puede confiar en nada, lo tenemos visto por activa y por pasiva; estos gobernantes sólo saben estrujarnos a nosotros los ciudadadnos en general y ahora nos ha tocadso a los pensionistas. ¿ Qué te creías que nos íbamos a escapar?, la ministra Báñez, ¡ eso sí !, nos ha dicho: las pensiones con esta reforma, están garantizadas y "que no bajan",
    lo malo es que, sólo se lo cree ella sola. Creo que le falta un "regón y una pasada de microelementos".
    Dicen que tenemos que confiar en la recuperación. ¿ Recuperaración de qué, de todo lo que nos han quitado?; ¡¡lo que nos han quitado, hay cosas irrecuperables !!, gracias a esta pandilla de incompetentes, eso es lo que les tenemos que agradecer. ¡¡Sinvergüenzas!!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Javier
    De estos indivíduos, no se puede confiar en nada, lo tenemos visto por activa y por pasiva; estos gobernantes sólo saben estrujarnos a nosotros los ciudadadnos en general y ahora nos ha tocadso a los pensionistas. ¿ Qué te creías que nos íbamos a escapar?, la ministra Báñez, ¡ eso sí !, nos ha dicho: las pensiones con esta reforma, están garantizadas y "que no bajan",
    lo malo es que, sólo se lo cree ella sola. Creo que le falta un "regón y una pasada de microelementos".
    Dicen que tenemos que confiar en la recuperación. ¿ Recuperaración de qué, de todo lo que nos han quitado?; ¡¡lo que nos han quitado, hay cosas irrecuperables !!, gracias a esta pandilla de incompetentes, eso es lo que les tenemos que agradecer. ¡¡Sinvergüenzas!!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sinvergüenzas y mentirosos e incompetentes. Y lo que se quiera añadir, en fin amigo Vicente, o nos movilizamos o aquí no hay nada que hacer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Estupendo posteo Javier, esto es lo que hay que hacer, ir inoculando, pasito a pasito, posteo a posteo, que en esta gentuza no se puede confiar -porque los mentirosos nunca son de fíar- y que los que hemos de solucionar los problemas somos nosotros, el pueblo, oponiéndonos a tanto abuso, tanta corrupción, tanta injusticia, tanta cabronada y tanto fascismo. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Gracias Luisa, da gusto leerte. Tendremos que seguir contra esta cabronada inmensa que son unos mentirosos ignorantes que nos hacen sufrir.
    Un beso

    ResponderEliminar