miércoles, 9 de octubre de 2013

Levante

La comunidad autónoma valenciana, tiene un 'levante' que no levanta cabeza.

Lo que en Madrid, se llama 'la playa', es a todas luces hoy día una de las comunidades que está más en la ruina.

Otros tiempos, fue una región próspera, quizás de las más prosperas, se ha convertido en una de las más corruptas, despilfarradoras, haciendo verdaderas barbaridades políticas, para desembocar en una ruina muy profunda.

Los hacedores principales de toda esta estafa a los ciudadanos, no han sido otros que esta cutre, cacique, corrupta clase política que la ha gobernado y sigue haciéndolo. ¿Nombres? Podemos dar algunos de una amplia muestra. El primero que me viene a la cabeza es Carlos Fabra.

Este es quizás el más claro ejemplo de corrupto e incompetente para los ciudadanos, que con su soberbia ha hecho barbaridades como el aeropuerto de Castellón, con su estatua incluida (por cierto de un espantoso gusto). Ya he escrito bastante sobre este personaje, al que le ha tocado la lotería infinidad de veces.

Lo que me saca de quicio, entre otras cosas, es que este 'padrino' en toda regla, se jacta de que volvería a hacer de nuevo el aeropuerto, que no se ha usado nunca como tal. Un insulto a sus ciudadanos, que no entiendo cómo no le han dicho ni 'mu'.

Otro personaje que también me saca de quicio, es Francisco Camps. Se ha escrito tanto sobre este preboste que ya no queda ningún adjetivo para homenajearle. Y lo que tengo que reseñar aquí, a parte del famoso 'amiguito del alma', es  lo que dejó de hacer: abandonó a la investigación, a la universidad o a la política industrial. Los trajes no le abandonaron, eso no.

Por último y no menos importante, es Rita Barberá, esa eterna alcaldesa de Valencia, metida de lleno en el escándalo "Gürtel" y en la trama "Urdandgarín", que resbala como una serpiente entre los diversos casos abiertos y no le pasa nada.

Estas tres muestras son algunas que serán memorables en los anales de nuestra historia caciquil y que me recuerdan a algunas películas de Berlanga.

En resumen, me gustaría saber de buena tinta, cuánto dinero han robado. Cosas mías. Levante.

11 comentarios:

  1. Gracias Javier por describir en tan poco espacio y con tanta precisión la Valencia del PP. ¡Hijos de puta!

    ResponderEliminar
  2. Tremendo es lo que está ocurriendo, en Valencia y en otras comunidades...¿Hasta cuando?

    ResponderEliminar
  3. Desconozco lo mucho o poco que camines por éstas tierras, pero no imaginas el grado de tristeza que produce sufrir elección tras elección, sea del ámbito que sea, siguen ganando, incluso aumentando sus votos, si se pueden cometer tropelías, estafas, engaños y todo lo imaginable es aquí, para escribir toda una enciclopedia del despropósito... salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Es tal el aborregamiento que yo no le veo solución.El odio eterno entre derecha e izquierda impide razonar. La gente sigue una ideología sin darse cuenta de que esta asquerosa partitocracia (o neomierda como dice Javier) ni siquiera tiene ideología, son traidores que se venden una y otra vez la poder financiero para condonar sus inmensas deudas y a cambio permiten que se robe miserablemente a los ciudadanos más vulnerables como compensación. ¡Malditos miserables políticos y banqueros!

      Eliminar
    2. En contestación a Estupefacto, te diré que tengo muchos amigos y familiares viviendo en esa parte de España y por ese motivo hoy ya no podía más y he estallado denunciando la barbaridad que han hecho de una parte de España preciosa. Una verdadera lástima.

      Eliminar
  4. Javier el dinero que han robado es incalculable. Suma al saqueo de Gürtel y Brugal, el de Emarsa, el despilfarro del Gran Prix, del que no se puede saber a ciencia cierta cuánto ha costado a los valencianos, porque según el Consell se trata -contra toda legalidad- de un contrato 'secreto'. Suma a eso lo mucho que robó Rafael Blasco, conseller de casi todo, el tránsfuga por excelencia, que pasó del Frap al PP, pasando por el PSOE -que el expulsó por corrupto- y Unión Valenciana, que creó para robar votos al PSOE y regalárselos al PP. Siendo Conseller de Solidaritat i Ciutadania, robó los fondos destinados a construir un hospital en Haití, para dárselo a su hermano y amigos. Presuntamente porque no ha sido aún juzgado.

    Y si a eso sumas los despilfarros que todos los años organiza Rita (la vacaburra lésbica) durante las fallas, los millones que despilfarran los consistorios gobernados por el PP, los proyectos sin realizar de Santiago Calatrava -el arquitecto del régimen valenciano- por los que de todas formas cobró incalculables emolumentos, y algún otro dislate económico que en este momento no recuerdo, pero que existirá, las cifras del latrocinio a las arcas públicas valencianas es inconmesurable, todo ello oculto en contratos 'secretos', negativas a explicar en Les Corts sus manejos y la censura mediática hacen del País Valencià -termino que han prohibido que utilicemos porque dicen que es perverso catalanismo- tienes la fotografía de una región esquilmada, sin atención a los menos favorecidos, con inmigrantes muertos por falta de atención sanitaria, con muertos del país por la espantosa sanidad, con una educación penosa, y muchos centros de barracones -algún día espero descubrir de quién es la empresa a la que el Consell lleva años pagando millones por su alquiler en lugar de construir colegios e institutos- tendrás el retrato de una región sometida a un régimen que es una verdadera dictadura sin paliativos en manos de unos desvergonzados sin alma y sin decencia... a los que hasta ahora han venido votando los valencianos a los que es de esperar se les caiga de una puñetera vez la venda de su ignorancia o indignidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario es otro escrito tuyo, que amablemente me has dejado.
      Tengo la sensación de que le 'cultura' del 'pelotazo' del 'padrino' de turno y de tanto desalmado y desalmada que pulula por esta neomierda instaurada, empezando por la cabeza visible del 'elefante blanco' es de tal magnitud, que no se podrá solucionar, sino es radicalmente, que venga una gente buena y lo soluciones...pero no lo creo.
      Un abrazo Luisa

      Eliminar
    2. Gracias Javier, no es que sea otro escrito, es que es, eso sí, otro clamor de queja, la que inspira el llevar veinte años viviendo en esta tierra que los peperos han hecho inhóspita e inhabitable. Y sí, hay mucha mierda, tanta que no la limpiaría de Hércules, los establos a Augías eran el colmo de la asepsia comparándolos con lo que tenemos aquí. Y no hay, me temo, río que lo limpie. Un abrazo

      Eliminar
  5. Amigo Javier:
    Hoy te has lucido, has tocado mi fibra sensible que llevo denunciando desde los tiempos lejanos.
    Luisa ha descrito un panorama perfecto de lo que está pasando aquí en la Comunidad Valenciana.
    No me voy a extender mucho, solo diré que es una mafia muy organizada por toda la geografía de España: en Valencia tenemos a los "capos" Camps, Carlos Fabra, Rita Barberá; en Madrid, a parte de Correa y Bárcenas, tenemos a la Plana Mayor del PP, encabezado por Rajoy; en Galicia, en Alicante etc. Hay una extensa red de despreciables sujetos, con unas formas maquiavélicas de alcanzar el poder. ¡¡ Saben muy bien cómo tienen que ganarse la confianza de la buena gente, que ni siquiera sospechan, la maldad de estos indeseables sujetos!!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar