sábado, 16 de noviembre de 2013

Asambleas locales

¿Y por qué no?. Hagamos posible lo que a muchos ciudadanos nos gustaría que fuera realidad.

Soy de la opinión de que si se quiere algo en política, debemos estar coordinados y desde hace tiempo vengo diciendo y escribiendo que si podemos #SiSePuede.

Naturalmente se puede conseguir que determinadas peticiones que nacen de los ciudadanos lleguen a buen puerto.

Una forma que se me antoja puede llegar a cuajar son las organización de  pequeñas asambleas de ciudadanos en cada lugar de España y que puedan coordinarse en su actuación en las redes sociales, es decir por medio de un instrumento muy eficaz que no es otro que Internet.

Digamos que en cada pueblo, ciudad de España, podría haber pequeñas asambleas locales de (es una propuesta) de 25 ciudadanos y su portavoz  a efectos de coordinarse con los restantes portavoces, y así poder llevar a efecto cualquier proposición que obtenga la aprobación por mayoría de todas las asambleas locales.

Sería una forma de aunar voluntades surgidas del pueblo simple y llanamente, por cierto muy democráticamente hablando y presentarlo a las correspondientes instituciones públicas para que el Parlamento las impulse, y sea un sistema de verdad democrático (gobierno del pueblo).

Por supuesto, nada es perfecto en la vida, pero sí nos podemos aproximar a la perfección para que todo marche en por de un pueblo más feliz y con ganas de participar en su vida pública. Puede ser un sistema a intentar poner en marcha. No dudo de que debe y puede ser mejorable, eso siempre, pero ponerlo en marcha, sería un paso gigante para cambiar el sistema actual de democracia, totalmente partidista y en cierto modo anti democrático.

Un sistema que sea más autentico basado en esas asambleas locales.

¿Lo intentamos?

6 comentarios:

  1. Amigo Javier, recuerdo muy bien al inicio del proceso democrático, allá por los años 1977 yo tenía 32 años y militaba en el PSOE. Lo primero que hicimos en la agrupación socialista, fue crear las asociaciones de vecinos en cada uno de los barrios del pueblo; yo mismo me ocupé de ayudar en un barrio de hacer los estatutos y presentarlos en el registro del Gobierno Civil; así quedaba constituida la Asociación de Vecinos una vez aprobados los estatutos.
    La única finalidad de todo esto, consistía en hacer que la gente participara democráticamente, ya que, hacían sus asambleas para tratar de solucionar los problemas del barrio; lo triste de todo esto es: a lo primero estuvo algunos años funcionando bastante bien, pero al paso del tiempo no ha dado el fruto deseado.
    Javier, para que la gente participe en movimientos asamblearios, tienen que estar concienciados y tiene que nacer el deseo de hacer estos movimientos.
    Estoy convencido que, si la situación actual de crisis se va prolongando y empeorando, es posible que estos movimientos asamblearios surjan por la necesidad de salir la gente a la calle, cosa que nosotros, hemos estado esperando durante mucho tiempo para que se produjeran.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se que es una utopía más, pero no se me ocurre otra cosa, para mover a la gente, es penoso cómo esta el país y aquí nadie se mueve. Estoy empezando a ver que no existe ganas de tener una verdadera democracia.
      Un abrazo, amigo Vicente

      Eliminar
  2. Podemos, Javier y lo haremos sin duda.

    Solo la responsabilidad que implica la concienciación de estar ayudando al vecino que ves dia a dia, al que a veces sin apenas darnos cuenta apreciamos por este sutil contacto, de estas miradas cruzadas mientras hablamos del tiempo o mas actualmente la pseudocrisis gubernamental que sufrimos.
    Responsabilidad nacida del cariño a nuestro mundo, nuestro espacio, nuestro grupo...

    No importa el nombre, etiqueta, bandera simplemente podemos mejorar este caos directamente y lo haremos.

    Te queremos

    ResponderEliminar
  3. Seguro que entro toda la buena gente se puede hacer.
    Podemos

    ResponderEliminar