jueves, 21 de noviembre de 2013

Pasividad

No sé si soy yo, con mis elucubraciones, o sencillamente es la situación en que se encuentra este Gobierno de España presidido por Mariano Rajoy, pero mi sensación es que no hacen nada, es que no se menea, no quiere saber qué es lo que pasa en su país que es el nuestro, y por ese motivo y otros más digo que existe una pasividad total en dicho gobierno.

La tira diaria de Peridis en El País, nos muestra a un Rajoy casi siempre tumbado con su puro cigarro humeante, como las basuras de la capital del Reino, que al parecer no le preocupaban  mucho que existiera ese problema.

El otro día vi con los ojos en modo totalmente cuadrados cómo Rajoy se dirigía en un escenario de palets al auditorio de Nuevas Generaciones del Partido Popular, comúnmente conocidas o denominados los cachorros del Partido Popular, y encendido como un palets ardiendo un Presidente del Gobierno de España, diciendo que él no se doblega y que terminará imponiéndonos más sufrimientos en forma de recortes; sigue el camino indicado por la troika, hasta que termine la legislatura y puede que la siguiente también para la alegría de los más de cinco (5) millones de parados; científicos, estudiantes, sanitarios, discapacitados, pensionistas, en fin toda esta (al parecer plebe para él), que no puede entender cómo se endereza un país a costa sólo de los más débiles.

Pasividad que este gobierno tiene en todo lo público, como si dejar pasar el tiempo fuera la panacea para resolver los problemas, que por cierto no hemos creado los de a pie, sino precisamente esos mismos que nos imponen sacrificios que son de vergüenza.

Pasividad, para que miles y miles de asesores sigan sacándonos la pasta sin que hagan nada de provecho.

Pasividad, en ver con lo que ellos llaman Justicia, que yo lo denomino Pesticia; quedando inmunes los responsables del hundimiento del Prestige, y como sortea un fiscal la no imputación de la hija del rey Juan Carlos I, llamada Cristina de Borbón y Grecia.

En verdad, no existió el chapapote que recogieron innumerables voluntarios, ni al parecer Cristina de Borbón existe para la justicia esa que dice su padre es para todos igual. No ven ni tres en un burro.

Pasividad que se nos está volviendo contra los ciudadanos que somos, los mismos que pagamos todos los estropicios precisamente de esa pasividad.

Mariano Rajoy seguirá fumándose un puro a la salud de todos.

Pasividad.

2 comentarios:

  1. Este gobierno amigo Javier; ¿ Qué le ha pasado hoy, que ha salido en los medios con una euforia muy poco habitual en él?. Porque la pasividad era una constante de este gobierno. ¡¡ será que al estar con sus cachorros, se ha cargado de moral!!, y ha aprovechado la ocasión para decirnos que tiene que subir los impuestos o hacer nuevos recortes, en todo caso ha dicho, que nunca serán como los anteriores.
    A Rajoy y a todos los de la derecha nunca les ha gustado todo lo que sea público.
    ¡¡ No soportan a los funcionarios!!. ¡¡Prefiero yo antes un funcionario que 40 indeseables del PP!!. Tanto ahorrar, en ajustes a todo lo público y ellos no escatiman nada en la gran cantidad de asesores, ¡¡ eso si es tirar el dinero, la mala gente!!.
    Dices de la pasividad en la justicia, naturalmente que la hay,¿ dónde se ha visto, lo que está pasando en el caso Nóos, o en la Infanta que, no hacen más que mirar para otro lado?, con la connivencia de las autoridades judiciales y de Hacienda, para ver si todo queda al final en nada. ¡¡ lo veremos pronto!!.
    Y para rizar el rizo faltaba la sentencia del "Prestige". ¡¡Es una poca vergüenza, al cabo de 11 años no hay culpables, y no se indemniza a los perjudicados!!.
    Si toda esta gente judicial, hubiesen sacado ellos el chapapote, otra cosa sería, deberían de haberlo tenido en cuenta los miles y miles de voluntarios que fueron de todas partes a limpiar las costas gallegas y muchos más kilómetros de playa en regiones lindantes.
    Como tú dices Javier, Rajoy seguirá fumándose un puro, mientras nosotros vayamos pagando todos estos estropicios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Vicente, insisto se seguirá funmando un puro este pedazo de sinvergüenza. No lo dudes, le importamos una mierda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar