viernes, 7 de febrero de 2014

El capital ha vuelto

Había cierto morbo en la ceremonia de la recepción del cuerpo diplomático en el Palacio Real. En el ambiente se recordaba la mala imagen que el Rey había dado el pasado 6 de enero en la fiesta de la Pascua Militar.

Esta vez con una bombilla más potente y en el mismo atril de entonces, leyó puesto en pie el discurso sin titubeos, los folios que le preparó el Gobierno de España.

En dicho discurso, dijo, entre otras cosas: "En la reunión del G-20 en 2012 en los Cabos, la pregunta era cuándo España iba a ser rescatada, en la de 2013 en San Petesburgo ha sido cuándo empezaría a crecer".

Como es habitual en esta ceremonia, el decano del cuerpo diplomático, el nuncio Renzo Fratini, en su discurso recordó que la profunda y dolorosa crisis económica y social, no está superada y por supuesto alabó a los españoles que son los que se han llevado la peor parte con muchas penurias y sacrificios y también le echó una mano al Rey (que le escuchó sentado) y dijo: "Estamos convencidos de que su liderazgo y buen hacer son indispensables para un presente tranquilo y un futuro próspero". Vamos que de abdicar  en su hijo Felipe, nada de nada.

En la alocución del Rey, subrayó: "Aunque subsisten problemas muy graves, especialmente el paro, hay motivos para el optimismo". Se nota que el discurso se lo escribe el Ejecutivo (que por cierto le escribe todos sus discursos excepto el mensaje de Nochebuena) y no pudo de dejar de resaltar ante 140 embajadores del mundo, que los capitales habían regresado a nuestro país. Si, que el capital había vuelto.

Debe de ser verdad a juzgar por el entusiasmo demostrado por el presidente del Banco Santander, cuando dijo no hace mucho, que el dinero llegaba a espuertas. 

De todas formas se olvidan de la verdadera cantidad de dinero que existen en los paraísos fiscales.

Seguro que estos dineros no son el capital que ha vuelto.

10 comentarios:

  1. Es lo que les interesa, Javier, que los capitales crezcan, aquí o en los paraísos fiscales, qué más les da, el caso es forrarse. Este rey -como todos- ha demostrado ya que no es el rey de todos los españoles, sino de los españoles millonarios. Que se vaya, a algún paraíso fiscal o hacer puñetas, y que se lleve a toda su prole, que no nos hacen falta para nada. Abrazo de osa republicana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo dejar de decirte que estoy totalmente de acuerdo contigo, por supuesto con todo lo que comenta Javier. Abrazo de otro oso republicano, cansado de hacer el oso e inquieto porque el camino hacia la IIIREPÚBLICA está por matas y por rozar.

      Eliminar
    2. Gracias a los dos, por vuestros comentarios, la verdad que es que os lo agradezco mucho. Tengo la sensación que nunca llegará la República, al menos creo yo no lo veré, pero quererla si la quiero.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Gracias Luisa. Siempre das el comentario justo.
    Abrazo de osezno agradecido por todo.

    ResponderEliminar
  3. Estoy hasta las narices de tanto peloteo entre el Borbón que, por desgracia, nos ha tocado, y los sucesivos des-gobiernos que hemos padecido (lo del actual no sé si es de risa o de llorera). Flujo de capitales dice el Borbón, claro..los que han llegado a su bolsillo.

    ResponderEliminar
  4. Si yo estoy mas que hasta las narices, si lo otro.. Los que llegan a su bolsillo y su yerno roba junto con su hija.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Soy uruguaya, y comparto plenamente: República, en que país??? CREO QUE NO LA VEREMOS MAS!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Virgina, aquí en España, hemos vivido en una Transición no transitada. El Sistema tenemos que cambiarlo, así no podemos seguir.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Amigo Javier, que los discursos del rey se los monta este Gobierno, no hay duda, porque las palabras escritas no eran del monatca, sino, de los que nos desgobiernan que, no hacen otra cosa que mentir al pueblo y darles falsas esperanzas.
    UIn abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Vicente, sin duda alguna, ni siquiera el rey tiene potestad para decir lo que le venga en gana, solo en casos excepcionales como en navidad para decir que le ley es igual para todos. Vergüenza me da todo esto.

    ResponderEliminar