sábado, 8 de febrero de 2014

En 1997

Hace 17 años estábamos en el año 1997. Se han pasado rápidamente y parece que fue ayer cuando en esa época ocurrieron hechos como que en Gran Bretaña, concretamente en el Instituto  Roslin, anunciaran el nacimiento del primer mamífero clonado, una oveja a la que bautizaron con el nombre de Dolly. 

También en aquel año, fallece en Murcia, Narciso Yepes, considerado uno de los más grandes virtuosos de la guitarra. En el Reino Unido  el laborista Tony Blair derrota a los conservadores de John Mayor. Fallece en París la princesa Diana de Gales en un accidente de tráfico. También ese mismo año  muere en la India la madre Teresa de Calcuta.

Y en Oviedo, 21 países del Consejo de Europa suscriben el "Convenio para la protección de los Derechos Humanos y la dignidad del ser humano con respecto a las aplicaciones de la Biología y la Medicina".

Por supuesto ocurrieron algunos hechos más, pero resulta que ese año, una persona ingresó más de 800.000 marcos alemanes, aproximadamente unos 420.000 euros actuales en un banco de Luxemburgo, colocando dicho dinero en una empresa en las Islas Bahamas (manía de los paraísos fiscales en asentarse en islas) ,debe de ser que los dineros están mejor colocados en sitios aislados.

Esta persona siempre había dicho que actuó de esta forma 'para hacerle un favor' a su madre (desde luego normalmente los hijos somos muy de nuestras madres)  pues según ha manifestado, ese dinero era de la susodicha que le trajo al mundo. Pero la vida da muchas vueltas y en algunas de ellas te pueden pillar por arte de la propia vida que a veces se empeña en descubrir casos y cosas que según nuestra apreciación no tenían ninguna importancia.

Pues bien esa persona se llama Helmunt Linssen y llegó a ser ministro de Hacienda en el 'land' de Renania, el más poblado de Alemania, y ocurrió que fue el que dio el visto bueno para la adquisición de varios CD'S que contenían datos de evasores fiscales alemanes.

El diario Süddeutsche Zeitung de Múnich, publicó en 2013 que Panamá se había convertido en uno de los países preferidos por los alemanes ricos. El 6 de enero de 2014, el tesorero de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la actual canciller Ángela Merkel,  el ya citado Helmunt Linssen, ha tenido que renunciar a su cargo tras conocerse que había ocultado dinero en paraísos fiscales.

Si, en todos los países de la UE ocurren estas cosas (recordemos el primer informe que ha publicado la Comisión Europea), pero también es verdad que en determinados lugares de dicha UE dimiten, pero en otros ni se plantean  esta posibilidad,  aunque sea en 1997.

6 comentarios:

  1. Efectivamente, en todos los países puede haber sinvergüenzas. La diferencia es que esos otros países los sinvergüenzas concitan la repulsa general, se ven obligados a dimitir e irse con las orejas gachas. En este triste país, sin embargo, a los sinvergüenzas se les ríen las gracias, se les ponen despachos, secretarias y coche con chófer y se les pagan cantidades astronómicas...aunque sea de forma simulada y por diferido... Muy buen artículo, Javier. Abrazo de osa

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Luisa, como siempre con tus comentarios me haces continuar para escribir. Este país nos está dejando sin dignidad.
    Un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  3. Es verdad..(como dice Luisa Sanchez) que en todos los países "habitan" sinvergüenzas, pero o bien por sí mismo, o porque les "invitan" suelen dimitir. En este país, si alguna vez ocurre algo parecido, es la "excepción que confirma la regla". Así nos va.

    ResponderEliminar
  4. Sin duda Miguel Ángel, por desgracia aquí no dimite nadie...o casi nadie
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Veo todos los comentarios y coincidís todos en que, aquí no dimite nadie, naturalmente amigo Jasvier, si alguno se le ocurriera dimitir por vergüenza , no le dejarían, ¿sabéis por qué?, porque tendría que cundir el ejemplo y todos en masa tendrian que dimitir!!!. Ya sabéis el por qué. el primero en dimitir sería el Presidente del Gobierno y detrás todo su séquito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Aquí no dimite nadie, que tendrán los cargos que no se van ni con agua hirviendo.
    Abrazo, amigo Vicente

    ResponderEliminar