martes, 25 de febrero de 2014

La herencia recibida

Soraya Sáenz de Santamaría y Fátima Báñez
Vaya por delante que, en general, las estadísticas, son datos que ya han sucedido, por lo que comentar datos a 'toro pasado', no es que sea muy elegante, para la actualidad más rabiosa, pero a veces sirve para comparar situaciones en diferentes períodos, y por tanto en ocasiones hay que hacerlo.

Este Ejecutivo actual que lleva más de dos años actuando en nuestras vidas, se merece sin ninguna duda decirle las cosas como son, aunque sean datos  de estadísticas que, por otra parte publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), a la sazón una institución pública ( de momento).

Los números son fríos, pero detrás de las cifras, podemos poner caras, en algunos casos de gente que conocemos. Por lo tanto esos números no son tan fríos.

Repasando estadísticas del INE, no es que nos dejen fríos, es que en algunos casos nos dejan helados. En alguna reflexión mía vertida ente blog, de hace aproximadamente, un año, indicaba que en España estábamos llegando a una cifras escalofriantes de lo que llamamos pobreza severa, que es cuando en determinados hogares no entra renta,  ni pensión, ni dividendo patrimonial de ninguna especie.

Pues bien, más de 650.000 hogares, les sucede esta hecatombe, y estamos hablando de los últimos datos disponibles del INE, correspondientes al tercer trimestre de 2013. No quiero ni pensar como será el último trimestre de dicho año.

Cuando la vicepresidenta del Gobierno de España Soraya Sáenz de Santamaría (SSS), acusó a más de 500.000 parados de cometer "fraude en el desempleo", entre junio de 2012 y octubre de 2013, tendría que haber pedido perdón por soltar tamaña barbaridad.

También tendría que haber, al menos  pedir disculpas la ministra de Empleo Fátima Báñez, por -se supone- haber suministrado esos datos a la vicepresidenta (SSS).

Y sigo con los números, que a buen seguro dispondrá Mariano Rajoy Brey, en el próximo debate de la nación.

España (según las estadísticas publicadas por el INE), en 2011, ha pasado de tener 10,3 millones de personas viviendo por debajo del umbral de la pobreza y esa cifra en 2013 ha sido de 11 millones.

Esto significa, que vivir por debajo de ese umbral equivale a 13.873 euros anuales que corresponde al primer adulto de cada familia. Resulta que en el año 2008 , la renta media anual alcanzó 25.556 euros anuales.

Y otro dato tremendo de la realidad de todos estos números, en diciembre de 2011 el paro afectaba al 22,85% de la población activa; en diciembre de 2013, esa tasa se ha convertido en el 26,03%.

Todos estos datos vienen seguramente de la herencia recibida.

8 comentarios:

  1. Buffff... tremendo... Y luego dice "el trío calavera" que estamos saliendo de la crisis...

    ResponderEliminar
  2. Siguen apelando a la herencia recibida estos descerebrados, amigo Javier. No tienen vergüenza, saben muy bien como vender el cordero. Estoy de acuerdo en todo lo que planteas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pues si están sordos y ciegos, sólo ven sus ombligos bien orondo, cada vez más.
    Un abrazo amigo Vicente

    ResponderEliminar
  4. No ven solo sus ombligos Javier. Sabe perfectamente cual es la realidad, pero sabes qué? No les importa. Ellos son la élite, los "hijos de la buena estirpe" como le recordó Rubalcaba hoy a Rajoy. A los demás ya sabemos lo que nos espera, nos lo dijo Fabra hace ya un tiempo: Que se jodan....

    ResponderEliminar
  5. Por supuesto Cata, así es y por eso hay que cambiar El Sistema
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Perdón piden los humildes. Aquí se trata de desvirtuar la verdad, de acomodarla al discurso, al ocultamiento, poco más. Además, su autoritarismo y su complejo de inferioridad, les obliga a mantenerse lejos de cualquier indicio de inteligencia. Son astutos, poco más. Su fin, conseguir lo que se han propuesto. Lo que intentaban ya lo vimos. Llegarán hasta donde puedan, hasta donde se les permita. Les queda poco juego y un final, el de las urnas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Con su altanería y suficiencia, soberbia y demás que les caracteriza, jamás pedirán perdón, por supuesto, aunque haya estudiado en los mejores colegios y universidades, los administrados somos eso números que suman (cada vez lo entiendo menos) para gobernar con mayoría absoluta y acabar de aniquilarnos
    Muchas gracias por tu comentario, Pilar, un abrazo

    ResponderEliminar