sábado, 22 de febrero de 2014

Necesitamos que nadie evada dinero

Es materialmente imposible mirar para otro lado, cuando suceden un día si y otro también, continuas desapariciones de nuestros derechos y por supuesto del saqueo de dineros de cargos públicos, empresarios, conseguidores, comisionistas, asesores, banqueros y un largo etcétera repartidos por la geografia española y aledaños como son los paraísos fiscales, en donde encuentran acomodo, fuera de la vista de de la Agencia Tributaria, miles de millones de euros que deberían haber tributado.

En alguna ocasión he intentado saber más o menos (más bien menos) el monto de todos estos dineros y la verdad es que ya es muy difícil hacer una aproximación de  cifra.

Cualquier ciudadano puede tener abierta una cuenta en donde estime oportuno (faltaría más), pero cuando se 'olvidan' o no se 'acuerdan' de declarar en su correspondiente Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) o del correspondiente Impuesto de Sociedades (IS), están cometiendo una evasión de capitales totalmente fraudulenta.

Como es obvio, toda esta ingente cantidad que no se declara, perjudica seriamente a las arcas del Estado, que somos todos. Recordemos aquel eslogan publicitario, que se repetía hasta saciedad de decía "Hacienda somos todos", pues ahora tendríamos que decir: "Hacienda somos todos, los que pagamos", que salta a la vista es una diferencia abismal de la realidad.

Si no fuera porque estas aptitudes de escaquearse de Hacienda fuera y es muy grave y  denotan una manifiesta insolidaridad de los que no pagan, diría que me parece de risa el que, por ejemplo, el partido principal de la oposición exija a Rajoy garantías de que ningún cargo del Partido Popular, evada dinero a Suiza.

¿Qué pasa, que sólo existen cargos de un sólo partido que se lleve los dineros a Suiza y no declare los correspondientes impuestos todos los años? ¿Solamente existe Suiza en donde aparquen los dineros para ocultar a Hacienda? ¿Cuándo erradicaremos de una vez esa cantinela de con IVA o sin IVA?

Para que esto suceda los cargos públicos en particular deben ser los primeros en pagar a Hacienda, y naturalmente todas las sociedades mercantiles (también las SICAV'S), todas las instituciones, sean o no religiosas, sin distinción, todos los profesionales de renombre, todos.

El otro día, escribía en este mismo blog sobre la hipocresía, pues bien hoy titulo esta reflexión precisamente, necesitamos que nadie evada dinero.

10 comentarios:

  1. Si Hacienda llega a ser el almacén en que las hormigas guardan el grano....Las mismas no consentirían, ni en broma, lo que nosotros permitimos. Más de uno no tiene sentido del valor del individuo como componente social.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. María, tu comentario es tan exacto, que no tengo nada que añadir.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Estoy empezando a pensar que eso es una utopía... Buenos días Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una más, por desgracia, aunque siempre me queda la esperanza (ilusa) de que algún día sea realidad
      Un abrazo Cata, grande

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Efectivamente Javier, sería imprescindible, justo y necesario que no se evadiesen capitales ni se evadiesen. He estado haciendo cuentas: en 2012, ya con el Gobierno del PP se evadieron alrededor de 343.000 millones de euros, si hubiesen cotizado solamente al 10% habrían entrado en las arcas del Estado 34.000 millones. Si a eso se sumara lo que se evade en este miserable país, que los técnicos de Hacienda calculan en 90.000 millones de los que el 70% lo defraudan las grandes empresas, entrarían en las arcas públicas alrededor de 63.000 millones. Suma ambas cifras, esos cerca de cien mil millones de euros que nos han robado serían más que suficientes para acabar con recortes, déficit y todas las medidas que toma un Gobierno que solo se preocupa de esquilmarnos para proteger a los sinvergüenzas, estafadores, especuladores y ladrones. Y entonces nadie nos acordaríamos de reprochar a cuatro desdichados que hacen una chapuza para subsistir que no pagasen el IVA. Un abrazo de una osa que clama por una reforma fiscal decente, progresiva y justa.

    ResponderEliminar
  6. Entendido todo perfectamente y bastante bien calculada la ingente cifra. Hace tiempo, que en algún escrito mío, creo que llegaba a la triste conclusión de un fraude de más de 80.000 millones de euros, más que suficiente, como bien dices, para no tener no tener que haber rescatado a la banca privada no pública y no tenían que haber hecho ningún recorte que supone inmediatamente robarnos nuestros derechos conseguidos con sudor, lágrimas y a veces sangre. Y como digo, (con ironía, a veces muy ácida), 'aquí no pasa nada'...
    Un abrazo de oso, como puedes intuir, muy indignado con toda esta patraña que han creado.

    ResponderEliminar
  7. Necesitamos que todo el mundo tribute y colabore con el fisco, amigo Javier, esto es lo normal; lo que no es normal es que, sean los propios políticos los que más defrauden a las arcas del Estado y, también las grandes fortunas sean los más insolidarios.
    Dudo mucho que se resuelva este entuerto en este país.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar