sábado, 10 de enero de 2015

A veces

A veces paso las hojas de cualquier periódico con verdadera desgana, como si estuviera harto, muy harto de que las cosas siguen sucediendo a nuestro pesar.

A veces mi conciencia se posa en una palabra o frase y retorno a la realidad, sin que yo quiera.

A veces nuestras inseguridades y miedos silban como cuchillos lanzados con furia hacia nuestras conciencias, y se llega a sentir amargura en la boca. A veces cae la lluvia con esa parsimonia que te cala  en lo más hondo del alma, sin remedio. Tintineando las gotas que acaban resbalando en esa memoria tan frágil, y no pasa nada, no pasa ni la lluvia.

A veces cuando tengo un libro en mis manos y lo estoy leyendo, intuyo el gran esfuerzo que el autor hace para que los lectores comprendamos y 'veamos' lo que nos quiere transmitir, y eso a veces, puede ser incomprensible para el lector.

A veces pienso que el poeta hacedor de versos lo tiene mucho más complicado.

A veces pienso que el olvido es la mejor pastilla para el reconocimiento de cualquier artista de una realidad que el tiempo, esa variable, pone en su sitio a los creadores o artistas, sobre todo a los que en su momento fueron incomprendidos. Como dice una escribidora que admiro: paciencia.

A veces la paciencia se muestra hacedora de casi todas las buenas cosas y es cuestión de esperar. El esfuerzo creador se desarrolló en el momento oportuno y no hay que pedir más.

A veces.

8 comentarios:

  1. Sabias reflexiones en un texto precioso. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  2. Paciencia, sabia palabra, pero a veces uno se pregunta hasta cuándo en ella, quizás para cuando el paso del tiempo ya nos indique que no tenemos vida

    ResponderEliminar
  3. ¿Hasta cuándo? El tiempo que haga falta. Ya seguirán otros, si hemos sabido transmitir nuestros pensamientos.
    Muchas gracias por tu comentario, rameneses.

    ResponderEliminar
  4. Ciertas todas tus sbabias reflexiones que comprte profundamente, como ya habras podido comprobar en otros comentarios anteriores,sabio es aquel que posee pa virtud de la paciencia sabiendo esperar ,porque al final la vida juega inxorablemente a nuestro favor todos los seres humanos tenemos infinidad de defectos, pero al final muchos acabaran por hartase de tantas injusticias y clamaran porque esto cambie y la mejor prueba de esto , la tenemos en estos medios sociales, donde podemos compartir nuestras ideas y apoyarnos los unos a los otros conincidiendo en lo que esponemos <un abrazo y nunca deje de luchar por lo que cree

    ResponderEliminar
  5. Gracias Germán por tu comentario, como digo en contestación a otro :"¿Hasta cuándo?. El tiempo que haga falta"
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Entiendo perfectamente ese desespero que a veces tenemos con tal de ver nuestro sueño cumplido y que parece que nunca llega.
    A veces nos ensimismamos inconscientemente para poder ver nuestro sueño realizado.
    Es verdad que a veces sentimos miedo y amargura de nuestras inseguridades que llaman a la puerta de nuestra conciencia.
    A veces, son tanto los sinsabores en la vida, que permanecemos inertes e inmóvviles, sin poder remediarlo y, lo que tú dices: no pasa nada.

    Tienes razón cuando dices: - a veces cuando leo un libro, intuyo el gran esfuerzo que hace el autor para que, comprendamos y veamos lo que nos quiere transmitir.
    Es verdad, cada cual tenemos nuestro "mundo" y no necesariamente todos interpretamos la lectura igual, siempre habrá matices de apreciación diferentes en la lectura de cada cual.

    También das en el clavo amigo Javier, cuando haces mención a tu admiradora escribidora "paciencia" y que el tiempo todo lo pone al final en su sitio.
    Sabias palabras: - la paciencia se muestra hacedora de casi todas las buenas cosas, es cuestión de esperar. El esfuerzo creador se desarrolló en el momento oportuno -.

    Eso es lo que haremos querido amigo, esperar y esperar, para ver como se desarrollan los acontecimientos tan esperados.
    Todo es cuestión de paciencia. Estoy convencido de ello, ¡¡cuestión de paciencia!!.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Amigo Vicente, si, es cierto que la paciencia es una columna básica de la vida. Recordemos los grandes descubrimientos e investigaciones, elaborados con mucha paciencia, así podremos llegar a crear, sin duda alguna una manera mejor de convivir que y haya menos desigualdad. Cuestión de paciencia para aplicar las mejores fórmulas para que la vida sea mejor para todos.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar