viernes, 9 de enero de 2015

Respeto

Sé que tengo que escribir sobre un tema que en un país como España, pueden saltar chispas. Vaya por delante que me crié en una familia de costumbres cristianas. La verdad, no sé si se dice así, o en una educación básicamente católica al estilo de occidente.

Dicho esto, siempre he sentido mucha curiosidad por el tema de las religiones y por ese motivo ahora tengo y quiero escribir sobre ello.

Para que no haya lugar a dudas, en plan resumido, voy a hacer una afirmación que para mucha gente pueden ver en ella, quizás una desconsideración con todas las religiones más conocidas.

Mi afirmación es la siguiente: todas las religiones que conozco son por desgracia fanáticas. Es un fanatismo fundamentalista. No entro en disquisiciones teóricas, por decirlo de manera clara, es un fundamentalismo que confunde el bien de los demás con el absurdo humano que creen ser los únicos salvadores del mundo.

Es un fanatismo que anula al otro, porque no piensa igual que él. Es la forma de no entenderse nunca. Es pura soberbia.

Lo que ha sucedido en el semanario 'Charlie Hebdo' es la consecuencia de la intransigencia regada convenientemente por las absurdas religiones, que se elaboran con un camino único para seguir a un dios.

No puedo olvidar todas las guerras desatadas siempre en nombre de un dios. Pasa siempre en todas las religiones de cualquier signo; siempre es por cualquier dios que se tercie. Todas estas religiones hacen cosas que no debemos soportar los que no pensamos igual que ellos.

Incluso creo que si no se cree en ningún dios, se puede hacer el bien a nuestros semejantes.

Por eso recuerdo en estos momentos a José Saramago en una frase que pongo al principio.

Respeto, como no podía ser menos a todos los que creen en su dios.

Pues eso, respeto.

11 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con Saramago, y con la frase de Marx sobre que las religiones actúan como el opio de los pueblos, los imbecilizan, los fanatizan los hacen violentos e intolerantes. El mundo comenzó a ser un lugar mejor cuando el laicismo le ganó la partida a los fanatismos y los integrismos. Ahora parece resurgir en el mundo árabe y no solo. Yo respeto las creencias de los demás, crean en dioses, hadas o pitufos, pero cuando quieren imponer sus creencias a cristazos o a tiros dejan de parecerme respetables.

    ResponderEliminar
  2. Así es. Gracias por tu comentario, puntualizas muy bien mi afirmación: son fanáticas todas las religiones, en el fondo son inventos de la soberbia humana: o tu crees en mi dios o yo te quito de en medio.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  3. Como cualquier gran asociación de personas, los grupos religiosos acogen a muchas personas que en su nombre magnifican sus miedos y entonces ocurre lo de París. Durante la época de Constantinopla, el Islam hizo exactamente la misma reconquista que está haciendo ahora en el mundo.....mirad a vuestro alrededor y os daréis cuenta.
    En otro orden de cosas, creo que el problema de las religiones es el mal uso que el poder hacer de ellas....una cosa es seguir un modelo de vida y otra es que te conviertan convertido en un tarado mental capaz de realizar aberraciones.
    Como siempre, los posts de Javier, un resumen flipante de las grandes noticias. Gracias campeón
    Por cierto, ¿he hablado de religión o de política? ¿o de ambas?

    ResponderEliminar
  4. Amigo Luis, tus comentarios son siempre sustanciosos y se aprende mucho de ellos. Gracias.
    No no hemos hablado ni de religión ni de política, hemos, creo yo hablado de la humanidad, o tampoco. No se lo que digo la verdad o sí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Te agradezco toques este tema del cual ya sabes mi opinión.
    Es hora de poner en el tablero varios asuntos en los que no interesa pensemos ni hablemos.
    Un beso, Javier.

    ResponderEliminar
  6. Estando de acuerdo con todos los comentarios, creo efectivamente que la mejor carta de presentacion de todos nosotros es el estar de acuerdo con la union que hace grande a los hombres es la ilusion por cambiar las leyes sean politicas o religiosas en pro de una sociedad que sepamos fomentar el bienestar de todos los seres humanos y hacer una convivencia digna para todos y cada dia debemos luchar por conseguirlo y eso nadie nos lo puede robar porque ya nace con nosotros un abrazo para todos los que seguireis luchando por hacerlo entender aunque cueste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo grande para todos los que pensamos que estamos en esta vida para intentar mejorarla para todos nuestros congéneres.
      Gracias amigo Germán

      Eliminar
  7. La religión, para qué sirve?. Como hemos visto en el transcurso de la historia, sólo han servido para separarnos y odiarnos, como dice muy bien José Saramago; hemos visto y seguiremos viendo que en el nombre de dios, se han librado las más cruentas de las guerras, las llamadas "guerras santas".

    Respeto, hay que respetar todas las creencias, al fin y al cabo todas las religiones merecen un respeto, porque todas buscan y creen en su verdadero dios.
    ¿Merecen todas las religiones el mismo respeto?, pues tengo mis serias dudas, en lo que respecta a la religión musulmana, veo un fanatismo fuera de lugar, un fanatismo que mata por su dios, un fanatismo que no consiente que su dios sea puesto en cuestión y sea expuesto a cualquier crítica. Creo que esta intolerancia del mundo musulmán que tiene contra occidente y usando como escudo su religión, no se corresponde en absoluto con los valores de Los Derechos Humanos.

    Esta gente que vive con el odio permanente a todos los que no piensan como ellos, amenazando con su guerra santa (Al-yihad), son gente enferma, gente que no evoluciona y a la vez se siente inferior, llegando al extremo de matar por su religión, por su dios. Ese fanatismo no creo que esté en la mente de todos los musulmanes, me refiero al mundo pobre, esclavo, analfabeto e ignorante que debe de ser la gran masa de esos países subdesarrollados (la mayoría no democráticos), dónde sus emires, jeques y demás gente pudiente, tienen a sus hijos en occidente cursando buenas carreras universitarias y su pueblo metido de lleno en las tinieblas e ignorancia. ¡¡Esa es la verdadera causa de ese fanatismo!!.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Vicente, eres buena gente, como a mi me gusta decir de las buenas personas y tu lo eres y además me entiendes perfectamente todos mis escritos.
    Te puedes imaginar que estoy muy contento con todo lo que escribes en tus comentarios.
    Te doy las gracias sinceramente y muy emocionado te digo que eres un gran amigo.
    Fuerte abrazo te envío y espero que estes ya muy recuperado, te lo mereces.

    ResponderEliminar
  9. Creo que las religiones no son intrrínsecamente malas o buenas, simplemente pueden ser y son útiles para una serie de personas que encuentran ahí el sentido de una vida que en muchas ocasiones parece ocultarse. Dicho esto, afirmo rotundamente, contigo, que todas aquellas personas o instituciones que utilizan la religión como baluarte para la guerra, esto es, para el odio hacia todo y todos los que creen en un "dios" diferente, o que simplemente no creen, son seres fanáticos, alejados de aquello que debería ser base de toda religión digna de su nombre: amor al semejante y a la naturaleza, dos caras de la misma moneda.
    Creo en el hombre (en genérico), creo en la vida , y busco una religión que asuma mis creencias. ¿Dónde está?

    ResponderEliminar