domingo, 11 de enero de 2015

Calderilla

Monetariamente hablando ahora estamos manejando calderilla.

Pero seguimos viendo que la corrupción y la banca nos han dejado casi en los huesos.

Jamás habíamos visto y sentido en nuestras carnes como se lo han llevado todo, así por la cara, sin más.

El otro día comentando esto con gente de distintos signos o tendencias políticas, llegábamos a la conclusión bastante aproximada de que en definitiva, nos han dejado totalmente esquilmados.

No nos atrevíamos a hacer cuentas de lo que han afanado por uno u otro canal; lo que es cierto así someramente visto, es que las cifras dan para pagar como mínimo ese tan caro medicamento para los enfermos de la hepatitis C.

Lo que está meridianamente claro es que el pastón que se han llevado, da para crear un Estado de Bienestar, incluso mejor del que hemos disfrutado hace unos años.

Y digo yo, siempre sin ánimo de molestar e incordiar al jefe de Interior, (que está muy seguro de su ley mordaza), ¿no podemos recuperar el pastón? ¿No podemos imputar y juzgar a todo bicho viviente que ha metido la mano en la caja de todos los ciudadanos?

¿No podemos? Creo que sí se puede hacer, pero existe mucho miedo incrustado en la ciudadanía en general.

¿Cómo es posible que nos tengan encajonados como si fuéramos animales a sacrificar para el alimento, su alimento?

Somos calderilla. 

4 comentarios:

  1. Como siempre estoy de acuerdo con tus comentarios, pero siempre te dire lo mismo sigamos haciendo que cada vez mas gente este de acuerdo con lo que expresas y estaras de acuerdo conmigo que la gente cada vez mas va levantando la voz para hacerce oir eso quiere decir que tus comentarios cada vez hace mas mella en tdos los que compartimos tus publicaciones,sigue que vale siempre la pena.Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Germán.
    Espero y deseo que el arma de la palabra triunfe sobre otras armas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo contigo amigo Javier, no quito ni pongo ni una coma.
    En todo lo que se ha malversado, y robado habría sufiente dinero para recuperar como tú bien dices, el Estado de Bienestar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Por desgracia, así es amigo Vicente, así es.
    Un abrazo

    ResponderEliminar