miércoles, 14 de enero de 2015

Siempre la guerra

Nunca he pensado que un lápiz y una hoja de papel pudieran provocar la guerra.

Dicen que son extremistas los que han acabado con 17 vidas. 

Yo creo que es puro odio que las balas de los dos hermanos truncaran las vidas de una personas con sus derechos democráticos en vigor.

  • Frédéric Boisseau, 42 años, padre de dos hijos de 10 y 12 años. Era Agente de Mantenimiento.
  • Stéphane Charbonnier (Charb), 47 años, dibujante, pacifista, amenazado de muerte, llevaba escolta.
  • Jean Cabut (Cabu), 76 años, dibujante estrella de Charlie Hebdo.
  • Georges Wolinski, 80 años, dibujante. Natural de Túnez.
  • Bernard Verlhac (Tignous). 57 años, dibujante importante de Charlie Hebdo.
  • Bernard Maris, 68 años, economista y escritor de Charlie Hebdo.
  • Franck Brisolaro, 49 años, policía que escoltaba a Charb.
  • Michel Renaud, periodista, estaba de visita esa mañana, para devolver a Cabu unos dibujos que le había prestado para la bienal que el fundó.
  • Elsa Cayat, 54 años, psiquiatra y psicoanalista, casada y con una hija de 20 años.
  • Moustapha Ourrad, 60 años, era corrector, nacido en Argelia.
  • Ahmed Merabet, 42 años,  el policía que a la salida de la matanza de Charlie Hebdo, fue rematado en el suelo por uno de los terroristas.
  • Clarissa Jean-Philippe, 25 años, becaria de la policía municipal. Falleció en el supermercado Hyper Cacher, asesinada por el terrorista Amedy Coulibaly, al día siguiente de la matanza de Charlie Hebdo.
  • Yohan Cohen, 20 años,  empleado del supermercado Hyper Cacher, falleció por los disparos del terrorista Amedy Coulibaly.
  • Yoav Hattab, 21 años, hijo de un rabino de Túnez, según testigos parece ser que hizo frente al terrorista en el super.
  • Philippe Braham, 45 años, padre de 4 hijos y en el momento que entró el terrorista estaba pagando en la caja del super.
  • François-Michel Saada, 64 años, jubilado, se acercó al super para comprar pan.
Quiero resaltar aquí que jamás pensar diferente, puede catapultar un odio exacerbado, precisamente a cualquier semejante nuestro. Es contra natura.

Las lealtades bien entendidas de cualquier pensamiento, precisamente están reñidas con la afiliación a cualquier entidad política y religiosa.

Concretamente,  el entramado terrorista de Al Qaeda y el Estado Islámico (EI), está el yihadismo global, pero existen distintas fuerzas, que ahora están separadas, Al Qaeda y EI.

Siempre la guerra.

6 comentarios:

  1. Gracias por la precisa información sobre las víctimas de la intolerancia religiosa. Y sabias palabras las tuyas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No tenía más remedio querida Luisa.
    Un fuerte abrfazo

    ResponderEliminar
  3. Por la #Paz y con el lápiz y el papel como nuestras armas.
    El Poder de las Palabras... Escalofriante lo que has reflejado.
    Un abrazo :D

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Javier. A mi modo de ver, se escapa de toda creeencia racional en la divinidad; es otro "rollo" que va más allá de toda conciencia humana y que nosotros, lógicamente, no podemos entender.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis, lo que si que podemos entender, es que estas cosas ocurren por la soberbia de los humanos que se llegan a creer dioses. Es mu humilde opinión.
      Gracias Luis. Un abrazo

      Eliminar