miércoles, 10 de abril de 2013

El más allá de las encuestas

Sara Montiel junto a Gary Cooper en Veracruz,
 de Robert Aldrich./Archivo de 20minutos.es 
La condición humana, no tiene remedio en el mejor sentido de la palabra. Asistimos impertérritos a los anuncios de fallecimientos como si fueran temas coloquiales de 'charletas' con los amigos y conocidos.

 Margaret Thatcher  y Pinochet /
lasprovincias.es
Curioso me parece que en dichas encuestas, esas que realizan determinadas empresas que se dedican a ello, observo que nunca preguntan por alguien que haya 'pasado a mejor vida'. Me gustaría que se preguntara en las encuestas sobre lo que piensa el encuestado sobre alguna persona que en su día fue notoria en  momentos de su vida y el parecer del encuestado cuando esa persona 'pasa el umbral' que separa el mundo de los vivos.

Digo esto porque así de sopetón me encuentro con riadas de páginas y programas de radio y televisión que comentan abundantemente dos fallecimientos de dos damas, una llamada de 'hierro' y otra la dama que abrió las puertas de Hollywood.  Me refiero a Margaret Thacher y María Antonia Alejandra Abad Fernández más conocida por Sara Montiel. La primera alcanzó 87 años y la segunda 85.

En algún medio escrito he llegado a contar hasta 9 páginas de las maravillas que hizo la 'dama de hierro'. En el caso de Sara Montiel un poco más de 3 páginas. Naturalmente el peso del hierro es mayor que el de la seda. Es cierto, la 'dama de hierro' transformó la derecha entre los años 1979 y 1990  -cuando gobernó en Reino Unido-  y entre otras muchas cosas inauguró el euroescepticismo, que por cierto no es ni más ni menos que aprovecharse de todo lo bueno de Europa y rechazar todo lo malo que ahora estamos viviendo en nuestras propias carnes.

En el caso de la 'seda' de Sara Montiel, mandó y creo que muy intensamente en los corazones de grandes actores de Hollywood como Gary Cooper y Bart Lancaster, como muy bien reseña Elvira Lindo en su artículo de El País de 9 de abril de 2013 que titula: "Una vida de película". Estoy de acuerdo que entre las dos damas prefiero a Sara sin duda.

Las dos mandaron mucho pero de  la de hierro no me gusta ni un pelo las amistades que tuvo.
Y vuelvo a lo de las encuestas, podrían hacer las susodichas comparando los políticos de antes y después de pasar a 'mejor mundo'. Pura curiosidad.

8 comentarios:

  1. La verdad es que muy fan de la Montiel no es que sea, pero comparada con una perra rabiosa, defensora del ideario mas cavernoso que deja a los Chicago Boys como adolescentes pizpiretos, DESDE LUEGO)
    Buen post y buenas noches!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Generoso sólo con los generosos, cuidado!, que al enemigo a pedradas! Salud!

      Eliminar
  2. Dónde va a parar. Una alegró la vida de muchos, la otra se la hizo más corta. Por suerte para todos, las perras rabiosas también se mueren.

    ResponderEliminar