miércoles, 17 de abril de 2013

Perplejidad



Perplejo me quedo cuando escucho, leo o incluso furtivamente veo en la televisión las noticias diarias. Todo se inunda de una insensatez terrorífica.

  • Boston sufre un atentado.
  • Cospedal: "La violencia genera violencia".
  • Venezuela se adentra en un limbo político.
  • El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) tendrá espías en nómina de empresas españolas y extranjeras.
  • La fiscalía respalda a Falciani como adalid antifraude.
  • La justicia selectiva.
  • Margallo irá  al funeral de Thatcher con Aznar ,Felipe González y Esperanza Aguirre.
  • Grecia y la troika pactan despedir a 15.000 funcionarios.
  • Draghi da un varapalo a Guindos sobre la liquidez de las preferentes.
  • Ana Botella extiende el copago a la teleasistencia de los ancianos.
  • Cáritas recibe una petición cada media hora para los pisos sociales del Ivima.
  • Los debates-espectáculo proliferan con la crisis y los escándalos de corrupción.
  • Los campus universitarios aumentan los fondos de emergencia para salvar a alumnos sin recursos.
  • España detecta ADN de caballo en el 4% de las muestras de vacuno analizadas.
Esta relación anterior de noticias es muy restringida, pero creo que se puede apreciar que aunque sea restringida, tiene un contenido de perplejidad total ante lo que está sucediendo.

¿Por qué se empeña el mundo en ser terrorista? ¿Se beneficia alguien de estas barbaridades?

Siento una enorme perplejidad.

4 comentarios:

  1. Javier si hubieras esperado un poco podrías haber añadido que las ollas a presión donde se colocaron las bombas de Boston eran fabricadas por Fagor, de ahí a que haya sido ETA Pedro Jota tarda poco.

    ResponderEliminar
  2. ¿Se beneficia alguien de estas barbaridades? Pues sí. Esa es la razón, causa y motivo.

    ResponderEliminar
  3. Pues sigo sin entenderlo, ya tenemos bastante con el finiquito de cada uno...

    ResponderEliminar