lunes, 29 de abril de 2013

Sufridores


Previsiones macroeconómicas del Gobierno
 (cuadro: Ministerio de Economía y Competitividad).
Los gestores de este gobierno que lleva en el poder 525 días nos están hundiendo cada vez más en esta crisis interminable. Estamos a ocho meses de finiquitar este 2013 y ya nos han regurgitado que no empezaremos a ve la luz del final del túnel hasta 2016.

Tenemos que comparar el cuadro macroeconómico del pasado viernes (26 de abril de 2013)  con los presupuestos que Montoro presentó en septiembre del 2012  para el 2013.

En el cuadro del pasado viernes citado en lo que presentan unos 'objetivos de estabilidad para  2013-2016, se percibe este gobierno cree que Bruselas le va a autorizar un déficit del 6,3% para este año 2013, en vez del 5,5% que  especificaban en el anterior 'programa de estabilidad'.

La barbaridad mayor que está cometiendo este ejecutivo es que aplica los impuestos actuales 'consumiendo' incluso los que pagarán nuestros hijos mañana. El gasto público debido a esta crisis que padecemos ha aumentado prácticamente un 10% del Producto Interior Bruto (PIB). Montoro nos quiere hacer ver que el 'ajuste fiscal' no tiene parangón en la historia reciente pues se empeña en decirnos que en términos de Contabilidad Nacional se ha hecho un esfuerzo mayúsculo, como si el Estado con un ajuste de 31.890 millones de euros en el 2012 fuera el único pilar que sostiene este esfuerzo.

Como siempre los 'trileros' esconden la trampa y en este caso no es otra que en dicho ejercicio de 2012 no  refleja todo el incremento de los impuestos que estamos soportando los de siempre. En román paladino, seguimos siendo los ciudadanos los verdaderos sufridores de esta gestión nefasta, de este ejecutivo inepto que decía iba a arreglar todo.

Publicaba hace poco  The Wall Street Journal lo siguiente: "Rajoy nos ha llevado al peor de los mundos: ni hemos recortado lo suficiente para crecer de manera virtuosa, ni hemos gastado lo suficiente para estimular el crecimiento"

El éxito de un 'ajuste fiscal' se basa en un recorte del gasto público y no en subidas de impuestos. Elevando los impuestos sólo causa recesiones prolongadas. Rajoy como siempre, no ha dudado en 'dudar' y nos ha metido en un camino de en medio. Sufridores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario