domingo, 7 de abril de 2013

Hablando de transparencias

Tengo la sensación que 'transparencia' significa muchas cosas, quizá sean demasiadas. Soraya Saénz de Santamaría (SSS) en su comparecencia después del último consejo de ministros, volvió a mentir, como acostumbran últimamente los del Partido Popular, precisamente desde que 'llevan las riendas' del gobierno.

Ahora la 'famosa' Ley de Transparencia se va a aplicar también a la Casa Real, pero con límites. Realmente este tema se abordó en su día no muy lejano y SSS dijo (corroborado por su jefe) que la susodicha ley no iba a afectar a la Casa Real. Digo que vuelven a mentir los del gobierno, pues parece ser que ya se ven en la obligación de hacer un 'hueco', para que la ley sea igual para todos ¿para todos?. No creo,  al final, con esta 'sabia' manera de no tratar las cosas, simplemente dejándolas en el cajón de los olvidos, se van a pasar por el arco de la victoria, también esta cuestión. Como mucho será un 'diferido' acomodado en el pilar de la Justicia que padecemos.

Vuelvo a mis sensaciones, creo que existe una transparencia informativa que no se cumple en absoluto, empezando por las comparecencias 'plasmarajoy' que son de una des-facha-tez que rayan en el esperpento. No es de recibo de ninguna de las maneras que un jefe de gobierno, es decir el  presidente de todos los españoles no comparezca como toda persona normal en un Estado de Derecho. Tenemos el derecho de saber y él la obligación de contestar en vivo por lo menos a los casi once millones que le votaron. Yo, de verdad, no me siento representado para nada por este 'plasmarajoy' ni mucho menos.

Existe otra transparencia que a veces subleva mi ánimo y digo cosas como que no existe Justicia, existe algo que yo denomino Pesticia. Esta transparencia sí que es totalmente opaca. En cuanto un juez decide -con fundamento de 18 folios escritos y razonados  -que puede imputar a una persona-   salen como fieras  todas las 'transparencias' posibles empezando por éso que se denomina Fiscalía General del Estado ¿de qué Estado? y todos sus aledaños, terminando por algún 'padre' de la Constitución.

Siento una vergüenza terrible cuando alguien me indica que cómo todavía no se haya aprobado una Ley de Transparencia, que en la mayoría de los países de nuestro entorno hace mucho tiempo tienen. Yo le respondo, que no lo aguantamos, es que para el gobierno no existimos, somos transparentes.

6 comentarios:

  1. Hola Javier, me has abierto algunas puertas y se me han escapado algunas ideas:

    1.- Las SSS es mucho peor que las SS, que ya eran malas, malas
    2.- Los políticos del PP no acostumbran a mentir "últimamente", en su caso "últimamente" es un eufemismo bondadoso.
    3.- Me gusta esa imagen del pilar y la justicia. La justicia misma es un pilar que sustenta su honor sobre nuestra estupidez.
    4.- La Fiscalía General del Estado del Privilegio de Algunos, eso lo podemos tener claro.
    5.- Qué bueno eres con nosotros mismos, puede que parezcamos transparentes para el gobierno, pero ellos saben que esa transparencia es estupidez.

    Que pases un muy buen domingo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Más que transparentes, invisibles... Buen domingo tengas, Javier ;-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Angélica, exacto, no somos nada. Buen domingo tengamos.

      Eliminar
  3. Gracias Víctor.Además de mala es una repipi muy mala.Últimamente es una estupidez mía, han mentido desde los albores de AP.Pesticia es lo que yo pienso que es una estupidez intentar acuñar.La FGE es como la famosa FEN, lo que diga el dictador de turno.No somos transparentes somos tranlúcidos.
    Un abrazo y buen domingo.Gracias por tus precisiones amigo.

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón, la mayoría del pueblo (incluso los pobres que votaron al PP, con la esperanza de que un partido de DERECHAS iba a resolver sus problemas "ilusos")no somos tenidos en cuenta, porque un partido de derechas, no ve los problemas de la inmensa mayoría de la población. Somos invisibles.

    ResponderEliminar