sábado, 22 de marzo de 2014

Ahora no toca

Ministro del Interior
Me acuerdo cuando no hace mucho se puso de moda eso de la 'moviola' (Sistema que permite repetir la proyección de una secuencia, generalmente deportiva, con el fin de analizar su contenido) en el que se podía ver por ejemplo, cualquier patada que propinaba un futbolista a otro y el árbitro  de la contienda nunca se enteraba de nada. Pero en los programas de TV se empezó a utilizar para desenmascarar posibles apaños de partidos de fútbol, que podían suponer la baja a la 2ª división y eso era perder mucho dinero.

Ahora, en algunos casos (véase los últimos acontecimientos en la frontera de Marruecos con Ceuta) nos ponen una  y otra vez vídeos en donde se pueden observar con detalles tremendos que no son patadas de un partido de fútbol entre dos equipos, sino se trata de una desigual batalla de unas personas desesperadas que buscan un mundo mejor para subsistir.

Y lo peor es que dichas personas saben que si saltan las vallas, los jirones en sus cuerpos serán terribles como resultado de unas cuchillas que rebanan cuerpos como si buscaran una marca en sus posibles 'curriculum vitae'. Tremendo.

Parece ser que ante este fenómeno nadie quiere tener ninguna responsabilidad y todo el mundo mira para otro lado, dando la sensación que arreglar este tema, ahora no toca.

De nuevo damos para atrás a la moviola de nuestra particular memoria y pasamos muy despacio por nuestra Carta Magna, aún vigente y leemos muy despacio que esto es un Estado aconfesional.

Ahora miro lo que está pasando en mi país y no  doy crédito; veo que en el Estado tenemos leyes que orillan ese Estado aconfesional y lo hacen confesional católico, representado por la Conferencia Episcopal Española, aunque Francisco haya jubilado a Rouco. Parece ser que ahora no toca ser Estado aconfesional.

Volvemos a dar marcha atrás con esta moviola y nos encontramos con una cifra monstruosa: desde el año 2004 hasta hoy las mujeres muertas por la llamada violencia de género es nada más y nada menos que 658, una cifra que da escalofríos.

¿Dónde está la educación y concienciación de esta violencia de género incluida en la Ley Integral contra la Violencia de Género del año 2004? Parece ser que nunca terminó de anclarse y desarrollarse.

En fin no sigo, pues algo me indica en mi instinto que arreglar todos estos desaguisados y alguno más: ahora no toca.

6 comentarios:

  1. Lo que toca ahora es involución, vuelta al pasado, oscurantismo, regresión... Lo que toca ahora es dar un golpe en la mesa y decir BASTA YA. Lo que toca ahora es concienciarnos y no olvidar que PODEMOS. Lo que toca ahora es rescatar la "furia española" esa que dicen que teníamos...

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, estoy de acuerdo con Catalina, lo que tocaría ahora sería decirles BASTA a esta recua de fascistas beatos, machistas y corruptos, porque desde luego, si todos nos unimos no hay duda de que PODEMOS. Y hay que demostrársello

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo estoy con las dos, pero hoy de momento me voy a ir a gritar con mi voz quebrada en la maní que estoy harto

    ResponderEliminar
  4. Bravo por Cata, lo que tocaría ahora sería dar un tremendo giro del pueblo en la manifestación de hoy del 22 M; una vez por todas este Gobierno debería escuchar al pueblo que está cansado de tantas injusticias. Y de no hacer caso al pueblo este Gobierno debería desaparecer para dar paso a la justicia , la razón, la igualdad y la democracia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar