miércoles, 19 de marzo de 2014

Me gusta

Me gusta que la vida fluya tranquilamente, con ese paseo lento y a la vez lleno de ambición al mismo tiempo, para llegar sin prisas pero sin pausas a donde la mente ha puesto la directa y va sorteando los baches, que los demás nos ponen casi siempre a nuestro alcance.

Nuestro instinto sabe zafarse en un momento determinado de ésos baches.

Si tengo la suerte de toparme con alguien conocido que está realizando el mismo camino pero en sentido contrario, entonces me gusta poner la marcha en punto muerto y saludar como si fuéramos choques de mentes (no de trenes) que vienen a encontrarse y poder así confrontar diversas formas de ver las cosas de la vida que nos preocupan.

Una vez intercambiado nuestras experiencias en esos caminos comunes, me gusta también observar a los demás viandantes que por supuesto fluyen por sus caminos, porque siempre se puede aprender de sus gestos y actitudes, y así entre otras cosas, poder imaginar lo que les llega también a sus mentes.

Me gusta 'jugar' con la imaginación de los demás y montar pequeñas obras de teatro, que por cierto siempre procuro que los finales sean del agrado de los protagonistas.

Me gustan los comentarios que a veces oigo al pasar una pareja por mi camino, que también es el suyo, y es entonces cuando hago mi teatro particular con el final que intuyo.

Y cuando pasa cualquiera, vaya acompañado o no, pero veo que la sensación puesta en su rostro es de que está siendo feliz en su vida, entonces no tengo que inventar teatro en mi obra especial ni final feliz, nada; se nota que es puro gozo de estar viviendo.

Me gusta.

6 comentarios:

  1. Amigo Javier, Veo que te gusta buscar lo bello de la vida, lo sustancioso, lo importante y en definitiva te gusta una vez más aprender de la vida y buscar siempre la verdad, como tú muy bien tienes expuesto en tu "bio".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Vicente, siempre lo he intentado, pero qué difícil es encontrar los resultados palpables a tu alrededor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Que bella entrada es como tu corazon gracias maestro todos deberiamos bucar eso

    ResponderEliminar
  4. Preciosa entrada, Javier. Me encantó. Llena de paz, empatía y renocomiento de la "otredad". La comparto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Intento ponerme en la piel del otro, pues al final, siempre se aprende algo aunque sea imaginariamente.
    Muchas gracias, Pilar

    ResponderEliminar