viernes, 21 de marzo de 2014

Nos dimos un rato

Si me dais un rato estaré muy agradecido por vuestra benevolencia  al concedérmelo. Os  explico el por qué.

En mi 'otra vida' (al parecer siempre tenemos otra vida los mortales) estuve ocupando una serie de puestos, cargos, consejos y administraciones o asesorías que nadie sabe, y alguna, por cierto se me han olvidado, ya no me acuerdo.

Cosas de las memorias, que cuando queremos suelen ser muy selectivas y entonces no nos acordamos de nada de lo que hemos podido hacer en esa otra etapa de la vida, mire usted por donde.

Sigo relatando esa otra vida que queremos o no muchas de las personas que pululamos este globo terráqueo, en el que quieras o no, transitas.

Quiero que me deis un rato en esta vida, aunque previsiblemente sea la última etapa de la misma. Por cierto no quiero que me deis ese rato por mí, no, de ninguna manera. Quiero que a ser posible sea un rato para dejar a los que serán testigos de lo que ha pasado y sepan que mucho o poco he intentado dejar algo que merezca la pena, como por ejemplo la amistad.

Os desvelo por fin por qué quiero que me concedáis un rato en esta vida. Me he dado cuenta que cuando alguien tiene la 'suerte' de ocupar puestos, cargos, asesorías, consejos de administración y otras bagatelas, resulta que si tu vida ha sido un buen ejemplo del buen hacer, te puede caer, por ejemplo una jubilación por una cantidad nada despreciable del orden de 522.000 euros del ala, naturalmente, después de haber sudado sangre y lágrimas en un trabajo terrible.

Tener la fortuna de empezar a disfrutar a partir de los 65 años, es como poco una verdadera lotería. También puedo tener la posibilidad de cobrar  otro pastón además siendo consejero de una sociedad, llamada Servihabitat, que es una inmobiliaria controlada por TPG y La Caixa, vamos, lo que se dice una maravilla.

Pero quiero que me sigáis dando un rato más para rematar la faena de mi otra vida, y así contratarme como consejero del Santander, y ya puestos también quiero ser asesor de Telefónica. Claro que todos estos ratos y algunos más han sido posibles gracias a que en esa otra vida fui también exvicepresidente con el gobierno de Aznar y por supuesto fui director gerente del Fondo Monetario Internacional.

Por todo ello, quiero que me deis un rato,  y para que entendáis que para que me dais un rato, hay que tener otra vida, como Rato.

8 comentarios:

  1. Que gran clamor lleno del ingenio del maestro esa es la descripción de nuestra realidad ojalá pudiéramos elegir otra vida gracias maestro

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo Javier, cuando era pequeño disfrutaba leyendo el TBO y Pulgarcito; me gustaban mucho todas las historietas de: El "Reportero Tribulete", "Carpanta",
    "Rompetechos", "La familia Ulises", "Gordito Relleno", "Las Hermanas Gilda", "Zipi y Zape" y muchos más personajes. Me lo pasba muy bien. Era una delicia ver al pobre Carpanta, siempre pasando hambre y soñando con comerse un pollo rustido je je je.

    Ahora el que me deleitas eres tú, con tus personajes muy diferentes a los de mi infancia. Aquellos no podian comer y estos de hoy se han cansado de robar y más robar con total impunidad.
    Estos personajes de hoy si no fuera porque lo hemos vivido, diríamos que son como los de antaño, de ficción. Son tan rocambolescos que traspasan la realidad, por eso te digo que, me parecen historietas como las de mi infancia que me reia mucho, pero con las de ahora aunque me parezcan buenas historietas como las del TBO, no puedo más que sonrojarme por todo lo que estamos viendo.

    Sí, amigo Javier, si todo fuera un sueño nos lo pasaríamos bien, viendo a los sinvergüenzas y ladrones como al final, la policia los cazaría y se irian a la carcel. ¡¡Eso sería divino, sería de justicia como hacian las historietas de "Roberto Alcazar y Pedrín"" y también las de "El Guerrero del Antifaz" !!.

    De ser así como un sueño, te lo aseguro Javier: hubiesemos pasado un buen "Rato".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tiempos aquellos ¿verdad?.
      Pero vemos que se rien de nosotros a mandíbula batiente y nos siguen robando...
      Tremenda cara dura, por no decir otra cosa.
      Un abrazo amigo Vicente

      Eliminar
  3. Amigo Javier:
    El otro día te conté lo que me pasa cuandro entro en tu página para leer tus escritos.
    Javier, no te lo tomes a broma, es verdad y te cuento lo que me pasa: en mi PC cuando pongo la: javiermarcosangulo.blogspot.com.es. al mismo tiempo que sale tu página aún sin ver el contenido del escrito, sale un estruendoso ruido y hace así:
    "RRRRRRRRUUUUUUUAAAAAAAACCCCCCCCC", todo esto se produce en tan solo 0,6 seg. ¡¡¡¡Créetelo, de verdad hombre, cada vez que entro en tu página me parto de risaaaaaa!!!!. ¿ Tienes idea, qué cojones pasa ?, Es casi un medio rebuznar de un burro, en estos momentos me estoy partiendo de risa, pero lo que te digo es cierto Javier, ¡¡espero una solución!!. En ninguna página que abro, me pasa esto.
    Por favor, repárame este entuerto´
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vicente, yo no puedo hacer nada de verdad, cada vez que me lo cuentas, me parto de la risa. Ya te lo dije el otro día, yo no se lo que es y además tampoco se como arreglarlo, pues yo no lo noto cuando escribo. No tengo ni idea de lo que pasa.

      Eliminar
  4. Me encanta tu ingenio e ironía. Y no cuento lo que le daría yo a Rato porque soy una dama :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Luisa, se nota que me tienes mucha simpatía. Gracias. Y no te cortes di lo que le dirías a este sinvergüenza de Rato

      Eliminar