viernes, 14 de noviembre de 2014

Control

Esta palabra se convierte en una palabra maldita para el presidente del Congreso de los Diputados.

Jesús Posada, que así se llama este presidente ¿cuántos presidentes tenemos en España?, resulta que por arte y magia de no se qué poderes tiene de la soberanía del pueblo, este señor dice que descarta un mayor control de los viajes que hacen sus señorías ¿señorías?

¿Saben sus señorías que su acta de diputado o cualquier acta pública que se les otorga es para servir al pueblo que los eligió?

Parece como si se nombraran entre sus partidos y se repartieran la tarta a disfrutar.

Jesús Posada, usted no debería ejercer su poder de esta forma, al contrario, tendría que ser muy escrupuloso para que sus señorías ejercieran el cargo, para servir al pueblo, no para servirse de él con sus privilegios, sin que se les olvide ni por un momento, que precisamente deberían  rendir cuentas en su actuación pública.

Con las nuevas tecnologías, cada señoría debería tener una web, que pudiéramos consultar (sin restricciones) qué es lo que está haciendo, en nombre del pueblo que lo eligió.

No es que sea de libro lo que estoy escribiendo, que lo es, es que es de sentido común. Tener transparencia (por cierto tan cacareada en estos momentos) es de lo que realmente se trata cuando de un servidor público hablamos.

Saber como se gastan los dineros públicos, cada cargo, eso sería lo que debiera de ocurrir ya, sin tener que soslayar esa transparencia , de la que algunos hacen gala.

Sería muy conveniente, no sólo qué viajes hacen, que también, sino qué aporta a la comunidad con su cargo y poder consultar qué leyes presenta y sus actuaciones en el Congreso de los Diputados.

Más claro creo que no puedo ser. Control.

4 comentarios:

  1. El agua acara la vista. Ellos lo que hacen es intentar enturbiarla con su falta de real transparencia
    Un fuerte abrazo Javier.

    ResponderEliminar
  2. Gracias María. Lo enturbian todo y lo roban todo con mucha des-facha-tez.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Sí, amigo Javier, a nuestros gobernantes se les olvida fácilmente, que han sido elegidos por el pueblo y para el pueblo. A mi entender, todo es debido a lo que en muchas y reiteradas veces, hemos comentado sobre la carencia en nuestra sociedad de una buena EDUCACIÓN. Lamentablemente, a nuestra sociedad se le privó de este derecho en tiempos pasados (franquismo). Y lamentablemente tengo que reiterar una y mil veces más, en el no haber tenido buenos políticos, que se hubiesen preocupado en la buena formación de todos los ciudadanos, empezando por la temprana edad escolar.
    Nunca me cansaré de repetir que, la mayoría de problemas que tenemos en la sociedad es por esta causa. ¡¡No haber tenido la formación necesaria para tener una buena y eficaz convivencia!!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí amigo Vicente tienes toda la razón del mundo. La Base fundamental de una buena democracia es una Educación Pública y Laica, así como una Sanidad y Energías Básicas también publicas y cerrando todo una Justicia Universal Pública. En fin todo esto se consigue con un Sistema distinto, muy distinto al que tenemos, pues esto ha degenerado (la Transición No Transitada) en una dictadura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar