sábado, 8 de noviembre de 2014

Nada

Nada
Creo que hemos llegado al final del 'todo', es decir de la 'nada'. Hasta hace unos años (no muchos), teníamos todo. Bueno es un decir, es cierto, nunca hemos tenido el 'todo'.

Lo que nos ha ocurrido  ahora es que cuando me encuentro con alguna persona que hemos coincidido en algún espacio urbano,  y nos alegrábamos al vernos, e incluso nos dábamos una palmadas efusivas y a veces estridentes para celebrar nuestro encuentro.

Teníamos algo de ese 'todo' que estoy relatando. Siguiendo la visión de mi vídeo particular, en el que todavía no he dado al botón de 'reset', resulta que en ese mismo encuentro o en otro parecido, incluso acabábamos tomando unas cañas rememorando cualquier chorrada que habíamos pasado, anécdotas que ahora nos pueden parecer ridículas; a esto me refiero cuando teníamos de 'todo', ese todo que ahora es nada.

Poco a poco hemos seguido un camino que avanzando por un todo, ese todo que creíamos tener, nos vemos en una situación de llegar a la nada.

Esa es la nada que se ha ocupado de llenarse de todo, ese todo que creíamos poseer como nación, como pueblo, como ciudadanos en definitiva.

Nos han dejado en la nada, pues algunos se han procurado en vaciar ese todo que pensábamos era nuestro.

Dando hacia atrás en ese vídeo particular mío, pasan imágenes de 
una Sanidad Pública modélica no hace mucho y ahora denostada por muchos, que se han apuntado a la Sanidad privada. Ahora, nada.

Pasan imágenes sobre la Educación Pública en general y también estamos en la nada. Si repaso las imágenes de la Justicia, de ser una Justicia  nos han dejado  también estamos  y estamos en la nada.

Dejo de revisar este vídeo mío particular, pues tengo la sensación de estamos ahora en la nada.




7 comentarios:

  1. Dmeoledor, querido amigo. Es cierto, nos han dejado en la mas absoluta de las nadas...menos mal que algunos tenemos la mìnima esperanza de pensar que Podemos hacer algo, claro que tal como actùan estos fascistas haran uso de todos los ardides para dejarnos el un agujero negro de nadas. Abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda le esperanzo no se debe de perder nunca, podemos hacer algo, de eso estoy seguro y lo acabaremos haciendo, lo necesitamos y podemos.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Amigo Javier, comparto contigo esa sensación de vacio, de haber perdido ese "todo" al que te refieres quedando la "nada". Hay motivos más que suficientes para percibir esa realidad, realidad que se siente en todo momento con indignación y, sabes que todo es causa por tener a unos gobernantes desaprensivos, con el único objetivo de enriquecerse a cambio de destrozar nuestro Estado del Bienestar, que con grandes sacrificios habíamos conseguido.
    Comprendo perfectamente tu mensaje. Tenemos que echar a toda esta basura de déspotas y regenerar con ilusión nuestras instituciones democráticas. ¡¡Ahora sí, ahora se divisa un nuevo horizonte esperanzador!!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Acabaremos echando a toda esta basura, creo que con ilusión, podemos hacerlo y lo haremos, con ese , como tú dices, con ese horizonte esperanzador.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Con los restos dejados construiremos una nueva y sólida nave.
    Un muy fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Esperemos que no tardemos mucho en el empeño.
    Un abrazo María

    ResponderEliminar