martes, 25 de noviembre de 2014

Juncker

Jean-Claude Juncker
La larga crisis europea ha forzado a la nueva Comisión Europea que lidera Jean-Claude Juncker, y va a poner en marcha al fin una nueva agenda económica encaminada al estímulo.

En tres años quiere movilizar 300.000 millones de euros para invertir. Al mismo tiempo Juncker apuesta por una política fiscal menos severa y si el Banco Central Europeo está ya comprando deuda como verdadero Banco Central de la Europa, tendrá que poner más medidas para que la política de expansión sea una realidad.

Hacía mucho tiempo que se echaba de menos que la Comisión se tomara en serio que en la crisis tenía que aplicar otras políticas centradas principalmente en los recortes de los déficit de los países integrantes.

Es de sentido común aplicar políticas expansivas para estimular a la economía y salir de este infierno que la Troika nos ha metido.

Al parecer, según fuentes europeas, han dejado caer comentarios como por ejemplo:"Hasta hoy todo eran recortes y reformas; ahora se quiere jugar a tres bandas, como estímulo para que todos remen en la dirección", y añaden esas mismas fuentes de Bruselas: "Esa nueva agenda económica cuenta con una constelación política extremadamente favorable".

Pero siempre nos encontraremos con la resistencia de la canciller Merkel, que no comulga con las recetas de Keynes y sólo tolerará esta nueva agenda si Roma y París hacen reformas, sin apelar al presupuesto común.

A la larga sombra de Merkel, se ha unido también Londres y han dejado claro: "Que Francia e Italia hagan lo que quieran mientras no nos obliguen a hacer más de lo que hacemos". 

Veremos como se articula el que probablemente se denominará Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas, como el vínculo financiero para sacar a la eurozona de esta crisis con métodos parecidos que algunos ya usaron para meternos en el actual marasmo en que nos encontramos.

Para alcanzar esos 300.000 millones de euros necesitarán fijar un ratio de apalancamiento de 1:15

Juncker quiere destinar 220.000 millones de euros a infraestructuras energéticas de transportes y tecnológicas y otros 80.000 millones de euros para impulsar a la Pymes.

Parece ser que el dinero irá a los proyectos más viables y atractivos según Juncker.

6 comentarios:

  1. Veremos... de momento tarde y veremos como lo articula y a que países beneficia

    ResponderEliminar
  2. No me creo a Juncker, es un pirata, uno mas de los que gobiernan esta UE de los financieros, de los especuladores, de los sinvergüenzas. Tengo aún que ver la noticia pero creo que el señor Berglovio, el jefe del Estado Vaticano les ha leído la cartilla, aunque para lo que les vale... elllos a lo suyo, a especular, a prevaricar, a esconder el dinero en paraísos fiscales y los demás a jodernos... No creeré nada de la UE hasta que no salgan de los puestos decisorios los bucaneros que los ocupan y la Fhüreresa Merkel. Un enorme abrazo

    ResponderEliminar
  3. La Merkel, no se deja ni de coña, menuda ha montado como para que le pisen el negocio que ha montado...
    Veremos...queda mucho por ver...
    Abrazo grande

    ResponderEliminar
  4. Amigo Javier, soy un poco escéptico, no me creo que hayan cambios significativos en el panorama económico europeo; hay que tener presente que en Europa manda la derecha, mandan los poderosos y sigue mandando la dama de "hierro", Merkel.
    Me parece muy bien que el señor Yunker, tome la buena decisión de hacer lo que se debería de haber hecho desde el principio: "poner en práctica políticas expansivas que ayuden al crecimiento, sobretodo de los países de la zona sur de Europa.
    Ahora toca esperar, ver como se destinan los 300.000 mil Millones € y esperar el milagro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Amigo Vicente, sobre todo manda Merkel, pues ya ha sacado las uñas nada más conocer la agenda económica de Juncker.
    El milagro vendrá de los mismos de siempre todos los paganinis de los esfuerzos de todos los ciudadanos, es decir de los de siempre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar