lunes, 17 de noviembre de 2014

Es posible

¿Crees que se puede cambiar la forma de hacer política? Es una pregunta que requiere una respuesta, sobre todo que sea coherente.
Coherentes son las posibilidades esas que en su momento nos echaron en cara a los ciudadanos, pues según nos decían y repetían (y siguen repitiendo) 'habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades'

Lo que hay que decir sobre este tema, una vez más, es que esas posibilidades eran las que nos habían puesto ante la algarabía de la aparente abundancia que nos daban por activa y por pasiva en los bancos cuando pedíamos un crédito para comprar una vivienda, sí esa vivienda, que la Constitución nos garantiza a la cual tenemos derecho.

Nos hacían creer que la tasación que esos mismos bancos privados emitían, en vez de estar en el 'mercado' de la compraventa de los inmuebles, más parecía que teníamos ante nosotros una joya de diamantes.

Esos mismos bancos privados daban más crédito para comprar el correspondiente automóvil para aparcar en el sótano del edificio, para que pudiéramos ir sobre ruedas,  y mirar a los demás por encima de esas posibilidades.

Y se produjo lo inevitable, que esos dineros, cuando ya no tienes trabajo estable, ni temporal, ni siquiera una chapuza que llevarse por encima de esas posibilidades, pasa lo que todo el mundo sabe que pasó.

Te quedas sin casa, sin trabajo, sin coche, sin muebles, sin amigos, sin...dignidad y encima sigues con una deuda de caballo, que el banco lo solventa con un desahucio sin miramientos y sigues con esa deuda para toda tu vida ¿vida? ya sabemos lo que ha pasado estos últimos años...suicidios, sí suicidios.

El banco privado se queda con el inmueble y entonces los vende a los fondos llamados buitres y como el banco no puede afrontar (por culpa de los deudores morosos) sus obligaciones ante los depositantes, se declaran en quiebra y tiene que ser el papá Estado el que ponga esos dineros, rescatando a esos bancos privados de su mala gestión, dinero público que seguimos pagando los mismos de siempre, para que el banco privado siga haciendo negocios a su antojo con esos nuevos dineros que no son suyos y seguir la rueda y la pelota por esas magias de dichos bancos privados que tienen la posibilidad (no se si por encima de sus posibilidades) de seguir creando dinero y seguir estafando sin escrúpulos a los depositantes, vendiéndoles productos financieros que se desvanecen en algún momento determinado.

Volviendo a la pregunta inicial de esta reflexión, ¿es posible que se pueda cambiar la forma de hacer otras políticas para llevar a cabo otro sistema que nos conduzca a vivir con posibilidades reales auténticas?

Mi opinión es que  es posible.

6 comentarios:

  1. Amigo Javier, esta vez voy a ser muy breve, apostillando tu clamor. Yo también creo que es posible, pero hay echar a patadas a todos los ladrones mafiosos que hay en las Instituciones y empezar de nuevo. El sistema político actual está completamente podrido y apesta, no nos sirve. Tenemos que empezar de nuevo y por muchos reparos que tengamos respecto a la capacidad de Podemos para cambiar el sistema, tenemos que no dejar pasar esta oportunidad. Yo ya no creo en ningún político de la mal llamada transición democrática a excepción de Julio Anguita y Antonio García Trevijano. ¿Transición Democrática? ¡Menudo timo! Así que habrá que confiar en Podemos, darle todo nuestro apoyo y observarlos muy de cerca para evitar que caigan en la cloaca de ”la casta” y no hagan como Felipe González, experto en puertas giratorias. En cuanto los ciudadanos veamos indicios de que se convierten en “casta” hay que quitarles el apoyo con la misma celeridad que se le dio.

    En cuanto a todos los partidos mafiosos de la transición, dejémoslos que sigan escupiendo mierda sobre los partidos limpios, ya tendrán su merecido toda su banda de genocidas sin escrúpulos.

    Saludos Javier.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, amigo Isidro, no tengo que añadir nada más.
    Gracias por tu comentario.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Complétamente de acuerdo con ambos.
    Es curioso como a todos o muchos se nos ha venido la imagen de Felipe González y su chaqueta de pana. Conozco a más de un desilusionado de él, de POSE, que por ello votó al PP. Y es que nos han estado pasando como una pelota de tenis de una red a otra y recibiendo de una y otra los golpes.
    Un saludo a ambos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias María por tu comentario, esto me dan ánimo de seguir luchando a mi manera, combatiendo con las palabras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Amigo Javier, estoy contigo y creo sinceramente que es posible un cambio para poder restablecer todo lo que estos granujas de gobernantes nos han hecho. Para que esto sea posible debemos depositar la confianza en la nueva fuerza política que se avecina.
    Esperemos que los nuevos politicos que surjan, nos puedan dar lo que otros nos han robado. No tenemos otra opción que confiar en la nueva fuerza política. En caso de que se conviertan en "casta" (como dice nuestro amigo Isidro), los tendremos que desechar y prescindir de ellos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Amigo Vicente, estaremos prestos a que lo hagan bien. Saben que ya estamos muy maleados y no nos dejaremos engañar fácilmente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar