jueves, 6 de noviembre de 2014

La raya roja

Me gusta lo de la raya roja, en vez de la línea roja. La raya es como más contundente, mientras que la línea es más infinita.

La raya roja es más categórica. estamos en un tiempo muy especial, como si estuviéramos en un partido de fútbol, en donde se está jugando  el tiempo de descuento, es como si poco a poco, según pasan los segundos, esté a punto de llegar el resultado definitivo, que para unos será caótico.

En la esfera política simplemente cada responsable de sus posibilidades tendrá que devolver todo lo afanado, pasando por la cárcel y cumpliendo la pena que le corresponda sin trucos de indultos y buena conducta ¿buena conducta?

¿A qué juegan los que nos han llevado a esta situación tan agónica ¿piensan que se puede hacer daño a los ciudadanos y aquí no pasa nada? ¿Es que no ven que han traspasado la raya roja?

Ahora la 'izquierda' en Francia, dice por boca de su primer ministro Valls, que prefiere ser pragmático a ser socialista. Toma del frasco, ahí queda eso. Esto sí que es reinventar la 'izquierda'.

Como cuando Felipe González dijo que se apeaba del marxismo, que había que ser realistas, y claro no se atrevió a quitar de las siglas del PSOE la O de obrero; pero daba igual,  emprendió la gran marcha al capitalismo salvaje económico y financiero.

¿Os acordáis de aquel eslogan 'De entrada No a la Otan'? Pues eso, ahora está muy bien acomodado en el consejo de una gran compañía del Ibex. Que cosas más curiosas.

No hace falta reinventarse a la 'izquierda', pues tal y como nos están dejando  España, no le queda más remedio a los ciudadanos se abonen al 'populismo' de Podemos.

Por eso el Partido Popular y PSOE (con la O de obrero) se movilizan contra la corrupción espoleados por el 'populismo'. 

NO hay nada más eficaz que para arreglar este desaguisado, tendremos que cruzar la raya roja.

6 comentarios:

  1. Como bien dices "Tendremos que atravesar esa raya roja". Es una vergüenza para los scialistas de verdad que, aún, siga esa O en su partido, cuando lo que son es cualquier cosa, pero no de Obreros. Si aquel fundador de la UGT y EL PSOE (Pablo Iglesias) levantase la cabeza, diría que es mejor estar donde está que no vivir esta traición que le están haciendo a su partido.

    ResponderEliminar
  2. Ya lo hemos comentado alguna vez, amigo Miguel Ángel, ahora parece que Sánchez quiere tener otra forma de recobrar lo perdido. Veremos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, Javier, es una raya roja del grosor de un muro. Y señalas muy bien quiénes la trazaron y quienes habremos de cruzarla para abandonar tanta inmundicia,la que nos trajo esa transición no transitada que dices tú. En cuanto a Pedro Sánchez...qué quieres que te diga, a mi me parece no mucho más que un maniquí guaperas del Corte Inglés a las órdenes del sinergüenza de Felipe González, que ya sabemos a quién obedece.
    La ilustración ¿es un cuadro tuyo? me encanta.

    Y ya veo el nuevo cambio de look,está la mar de bien.
    Abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  4. Luisa no no es un cuadro mío la ilustración. Por cierto habrás visto que el mi periódico ahí esta tu magnífico artículo. jejeje, ahí no llegan a quitarlo.
    He renovado el look y así es más cómodo acceder a mis otros blog's y periódicos.
    Agrazo grande

    ResponderEliminar
  5. Sí, cuánta razón tienes amigo Javier, tengo que reconocer que, siendo un socialista de toda la vida, ahora me tenga que lamentar del rumbo incierto que lleva el socialismo, si, también lo que dice el amigo Miguel Ángel: " -hay que quitar la 'O' de Obrero"-. ¡¡Lamentable, tendremos que traspasar la raya roja!!.

    No hay más solución que adoptar la postura mas conveniente (lo mismo que hizo Felipe González), abandonar el "Marxismo" en el 27 Congreso al inicio de la Transicion; nosotros ahora, no hay más remedio que, hacer lo mismo, abandonando este malparado socialismo, aunque sea transitoriamente y cruzaremos la raya roja en favor de esta prometedora formación política de: PODEMOS.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Amigo Vicente, aunque sea traspasaremos la raya roja y quedaremos seguramente al pairo de unos nuevos gobernantes, que por cierto son savia joven.
    Un abrazo

    ResponderEliminar